Murcia incorpora la adicción a los videojuegos al Plan Regional sobre Adicciones 2021-2026

Aborda aspectos como el uso inadecuado de psicofármacos con o sin prescripción médica y las adicciones sin sustancias

Niña juega con dispositivo móvil
Niña juega con dispositivo móvilOLI SCARFF OLI SCARFF

El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves el Plan Regional sobre Adicciones 2021-2026, que, por primera vez, incluye actuaciones encaminadas a luchar contra la adicción a los videojuegos, una patología que ha sido reconocida este año como trastorno mental por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El consejero de Salud, Juan José Pedreño, ha explicado en rueda de prensa que el Plan es un instrumento básico que planifica, ordena y coordina las acciones que se llevan a cabo en esta materia en la Región, y en su elaboración han participado sociedades científicas, colegios profesionales, sindicatos, universidades, entidades del tercer sector y la ciudadanía, a partir de consulta pública.

Pedreño ha indicado que el documento incluye, entre otras, acciones para la prevención de la ludopatía y sin sustancias o comportamentales, como la de los videojuegos. Para ello, se ha diseñado un programa de prevención escolar del abuso del juego, denominado QTJ? (‘Qué te juegas’), dirigida a adolescentes de 14 a 17 años.

Se trata, según el titular de Salud, de un “plan innovador” para hacer frente al fenómeno de las adicciones, que presenta “una realidad compleja y en permanente cambio” ante la que hay que lucha desde los ámbitos preventivo y asistencial, de inserción social y de cohesión y coordinación institucional.

Así, el análisis de la evolución de las adicciones muestra una constante incorporación de nuevas sustancias, el uso inadecuado de psicofármacos con o sin prescripción médica y un cambio significativo del perfil de los consumidores, con presencia de un sector de población muy joven. Además, surgen nuevos tipos, las llamadas adicciones sin sustancias, como la ludopatía y los videojuegos, entre otros.

El Plan, que será vinculante para todas las administraciones públicas, entidades privadas e instituciones que desarrollen actuaciones en materia de drogas, sin perjuicio de las competencias atribuidas a la Administración del Estado, se presentó al Consejo Asesor Regional de Drogodependencias el 19 de enero de 2021.

Asimismo, como establece la ley, previa a su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno, el proyecto fue remitido a la Asamblea Regional el pasado 14 de mayo, para que los distintos grupos parlamentarios pudieran formular propuestas, sin que se hayan presentado alegaciones sobre el mismo.

El documento incorpora nuevas estrategias para tratar el consumo de alcohol, juego patológico y una estrategia regional contra el tabaco, un plan de adicciones con perspectiva de género para profesionales, el desarrollo del Observatorio de drogas y adicciones y la implementación de campañas de sensibilización y programas de prevención e intervención comunitaria en Atención Primaria.

El Plan cuenta con una inversión total de 62,3 millones de euros y una previsión de ingresos de fondos externos -Plan Nacional de Drogas- de cerca de 4,2 millones.

Ejes de actuación

Según ha explicado el consejero, el Plan se estructura en tres ejes de actuación: cohesión y coordinación institucional; prevención de adicción y reducción de la demanda; y asistencia, reducción del daño e integración social. Entre sus objetivos destacan retrasar el inicio del consumo de sustancia psicoactivas y comportamientos con potencial adictivo; disminuir la presencia y el consumo de estas sustancias y reducir los daños asociados al consumo.

Además, incluye un “doble plan”, por un lado el preventivo, que recae sobre Salud Pública, y por otro el asistencial, que abordará Salud Mental. En este sentido, Pedreño ha hecho referencia al Programa Argos de la Consejería que dirige, que ha sido seleccionado como buena práctica europea por la Unión Europea (UE) como programa referente para todos los países comunitarios en la prevención de alcohol, el tabaco y cannabis entre los jóvenes.