El PP y los ex de Cs y Vox en Murcia buscan reformar el Reglamento de la Asamblea para anular la reforma del Estatuto

Segado asegura que no permitirán que el control de las iniciativas que afectan a los ciudadanos de la Región de Murcia estén “en manos de Bildu o ERC”

El presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras, en una imagen de archivo durante su comparecencia en el inicio del debate del Estado de la Región
El presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras, en una imagen de archivo durante su comparecencia en el inicio del debate del Estado de la Región FOTO: Marcial Guillén EFE

Nuevo giro en la política murciana. El Partido Popular, junto a los diputados expulsados de Ciudadanos y Vox, que actualmente conforman el Gobierno regional, han presentado en la Asamblea Regional una reforma del Reglamento del propio parlamento autonómico para que exista la posibilidad de retirar una proposición de Ley en cualquier momento de su tramitación. Esto, según han indicado los impulsores, “evitará que una voluntad de personas ajenas decida sobre los ciudadanos de la Región de Murcia”.

Esta propuesta busca que se puedan anular las enmiendas de PSOE y Ciudadanos que los partidos de la presentaron a través de las Cortes Generales para modificar el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, con el objetivo de evitar que se vuelvan a producir pactos de gobierno con personas que ya no pertenecen a su partido, como es el caso de los miembros de Cs y Vox que forman parte de él. Es decir, buscan modificar el Estatuto para blindarlo contra el transfuguismo, que destrozó el intento de moción de censura impulsado por PSOE y Ciudadanos contra el Ejecutivo de López Miras.

La reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia fue aprobada por unanimidad en 2019 y se encuentra en tramitación en el Congreso de los Diputados.

No vamos a permitir que cualquier iniciativa que impulse la Asamblea en las Cortes Generales se someta a una voluntad ajena a la expresada por los ciudadanos de la Región”. Así lo ha expresado el portavoz del PP, Joaquín Segado, quien ha insistido en que no serán los socios de Pedro Sánchez, “que ni quieren España ni quieren a la Región de Murcia los que decidan sobre iniciativas aprobadas por la mayoría de la Cámara regional, que sí representa a los ciudadanos de nuestra Región”.

En este sentido, el popular asegura que la propuesta de reforma del Reglamento de la Asamblea se hace con el objetivo de que “el control de este tipo de iniciativas siempre lo tenga la propia Asamblea y no estemos en manos de Bildu o ERC”.

Además, ha incidido en que “planteamos una reforma que cualquier iniciativa de la Asamblea Regional que vaya al Congreso de los Diputados no sea adulterada a criterio de Rufián o de Bildu o por los socios habituales de Sánchez”, es decir, “alguien que no representa los intereses de la Región”.

En esta misma línea se ha pronunciado el dirigente de Ciudadanos, Francisco Álvarez, quien ha matizado que “no se ha registrado una iniciativa para retirar Estatuto de Autonomía, sino para modificar el reglamento de la Asamblea Regional”, en concreto el artículo 221, que permite la posibilidad de retirar proposición de ley en cualquier momento de su tramitación.

Deberían preguntar a alianza de izquierdas, los socialistas de Sánchez y Arrimadas, sumando a los comunistas de Yolanda Díaz, han roto el consenso y la unanimidad surgidos de esta Asamblea Regional en abril del 2019, con la presentación de hasta 53 enmiendas, con carácter revanchista y sectario. No es lógico que los ‘rufianes’, ‘oteguis’ o ‘puigdemonts’ de turno nos digan a los murcianos cómo debemos hacer nuestro estatuto”.

En este sentido, Álvarez también ha insistido en que ningún estatuto de ninguna autonomía “regula los grupos políticos o parlamentarios, el régimen de los diputados elegidos por los votantes o la limitación de mandatos”.