Detenidos los seis miembros de red que atracaban gasolineras a punta de machete en la Región de Murcia

Se les atribuye la presunta autoría de una veintena de delitos de robo con violencia e intimidación y de pertenencia a organización criminal

La Guardia Civil desarticula una organización criminal especializada en atracos a estaciones de servicio
La Guardia Civil desarticula una organización criminal especializada en atracos a estaciones de servicio FOTO: La Razón La Razón

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación ‘Minjar’, una investigación iniciada en diciembre del pasado año, para identificar, localizar y detener a los miembros de una organización criminal relacionada con numerosos atracos, que se ha saldado con la detención de seis personas como presuntas autoras de una veintena de delitos de robo con violencia e intimidación cometidos en estaciones de servicio de Murcia, Molina de Segura y Las Torres de Cotillas.

El supuesto cabecilla del grupo criminal ahora desmantelado y otro de los detenidos, después de ser puestos a disposición judicial, han ingresado en prisión.

La investigación se inició a finales del pasado año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento del robo con violencia e intimidación cometido en una estación de servicio de Murcia por un grupo de individuos que, armados con un machete, intimidaron al empleado del establecimiento para apoderarse de la recaudación.

Poco después, otro robo, en este caso cometido contra una empresa de paquetería sita en el municipio de Las Torres de Cotillas, hizo presagiar que se trataba del mismo grupo criminal, siendo una de las características comunes el empleo de un machete de grandes dimensiones para intimidar a sus víctimas.

Dos detenidos en diciembre

En el mes de diciembre, en una primera fase de la investigación, guardias civiles especialistas en Policía Judicial detuvieron a dos de los sospechosos como presuntos autores de los ilícitos investigados, lo que frenó la actividad delictiva.

Desde el pasado mes de mayo, otros robos de similar naturaleza volvieron a ser perpetrados contra varias estaciones de servicio ubicadas en zonas alejadas de los núcleos población de Murcia y de Molina de Segura. Algunos de estos establecimientos fueron asaltados hasta en dos ocasiones.

La Guardia Civil reunió los indicios necesarios que les permitió conocer que los autores habían empleado armas blancas de grandes dimensiones, lo que puso de manifiesto la posible reactivación del grupo criminal sobre el que se seguía la pista.

Recientemente, las investigaciones desarrolladas han permitido localizar y detener a cuatro individuos quienes, presuntamente y junto a los dos primeros detenidos, formarían parte de una organización criminal especializada en robos con violencia e intimidación cometidos principalmente contra estaciones de servicio.

Incautadas prendas de vestir que los relacionan con los robos

La Guardia Civil solicitó sendos mandamientos de entrada y registro a la autoridad judicial, que fueron otorgados para tres domicilios de Murcia, donde los investigadores se incautaron de varias prendas de vestir y un vehículo que relacionan a los ahora detenidos con la presunta autoría de los ilícitos investigados.

Según se desprende de la investigación, bajo la dirección del supuesto cabecilla se organizaban las distintas tareas delictivas con una selección previa de sus objetivos, entre establecimientos poco transitados y que contaran con un solo empleado, al que abordaban esgrimiendo un machete y otras armas blancas de grandes dimensiones.

La operación ‘Minjar’ ha culminado con la desarticulación de un grupo criminal, cuyos seis miembros han sido detenidos como presuntos autores de una veintena de delitos de robo con violencia e intimidación y de delito de pertenencia a organización criminal.

Los detenidos –varones, de nacionalidad marroquí, con edades comprendidas entre los 20 y los 27 años y vecinos de Murcia– los efectos y el vehículo incautado, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 8 de Murcia, cuyo titular ha ordenado el ingreso en prisión de dos de los arrestados.