La receta de las perdices murciana apta para veganos y baja en calorías

La huerta de la Región proporciona un sinfín de platos saludables

La huerta ecológica en la Región abarca un total de 80.357 áreas de la Región de Murcia
La huerta ecológica en la Región abarca un total de 80.357 áreas de la Región de Murcia

Antes de que la fiebre vegana invadiera la sociedad, también se consumía mucha verdura fresca aunque solo fuese porque era más barato que la carne. Quizás de ahí viene el nombre que recibe este plato típico de la Región de Murcia sano y bajo en calorías.

La receta original de las perdices murciana no lleva más que un ingrediente: lechuga romana. En la actualidad se completa el plato con anchoas o boquerones. Su elaboración muy sencilla.

La base, por tanto, debe ser una lechuga bien fresca. Lo ideal es cortarla de tal manera que se pueda comer con los dedos, que se quede con una forma de barquita.

  • Lechuga romana fresca
  • Sal
  • Pimienta negra recién molina
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de vino
  • Anchoas o boquerones (opcional)

Se debe aliñar con sal, pimienta negra molida, aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez o de vino al gusto (blanco o tinto).

Se cortan por la mitad longitudinal, y cada una a su vez en dos mitades. Es muy importante lavarlas bien para que no quede nada de tierra y escurrir para que queden prácticamente sin agua.

A continuación se aderezan con abundante pimienta, sal bien y aliñar inmediatamente después con aceite de oliva y, finalmente, vinagre de vino.

Más verduras

Para aprovechar al máximo los tesoros de la huerta murciana da en otoño, se puede elaborar también un sabroso plato con las alcachofas como base.

Alcachofas al vino

  • 8 alcachofas
  • Un vasito de vino blanco y otro de tinto
  • 30 gramos de piñones
  • 3 hojas de laurel
  • 1 litro de caldo de carne
  • 30 gramos de piñones
  • Aceite de oliva y una pizca de sal

La clave de esta receta es la salsa que se prepara con el caldo de carne y el vino. Si se quiere más espeso hay que ir jugando con el agua y la harina. Una vez terminada se deja reposar y se añade a las alcachofas fritas. Los piñones, que también se pueden freír, dan el toque final a este sabroso plato, según recomienda Murcia Digital.