Medio Ambiente

La falta de lluvias obliga a la CHS a decretar el estado de sequía extraordinaria el 1 de marzo

La comisión propondrá recortes del 50 por ciento en el riego de la cuenca

La sequía lastra el crecimiento económico de la región, según los empresarios murcianos
La sequía lastra el crecimiento económico de la regiónlarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@5b2ae4a8

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, ha afirmado este viernes que las previsiones de lluvias para este mes no permitirán augurar cambios en la actual situación de los embalses, lo que llevará a decretar el 1 de marzo sequía extraordinaria en la cuenca.

Sin embargo, se espera que esas lluvias sí que alivien la situación de la cabecera del Tajo, con lo que la situación del trasvase compensaría la escasez de agua para el riego tradicional de la cuenca, para el que se espera abrir en marzo los denominados 'pozos de sequía' que se encuentran en Calasparra, y sobre los que ya se ha aprobado la declaración de impacto ambiental pertinente.

"La Cuenca supera ligeramente los 80 hectómetros cúbicos de agua, es decir, es una cantidad muy pequeña y, por lo tanto, ese es el motivo por el que probablemente si esto no cambia y no parece que vaya a cambiar, tendremos que incrementar las restricciones para esos usuarios de regadío", explicó.

"Tendría que repetirse un escenario parecido al que sucedió en el año 2022, que mes y medio estuvo casi lloviendo de manera continuada, pero la previsión que hay ahora es de unas ligeras lluvias para la segunda quincena de febrero" que no serían suficientes para evitar la declaración de sequía extraordinaria.

La Junta de gobierno de la CHS se ha reunido para proceder a la designación de los miembros de la Comisión Permanente de la Sequía, los cuales pertenecen a la propia Junta y, por lo tanto, tienen voz y voto, si bien los procedentes del Consejo del Agua de la demarcación no tendrán voto.

Después del día de hoy la Confederación procederá a convocar a mediados de febrero a la citada Comisión Permanente de sequía para su Constitución, el análisis de la situación y, en su caso, la adopción de medidas extraordinarias.

Al no registrarse precipitaciones en la cuenta de manera significativa y con la caída del agua en los embalses probablemente la comisión propondrá recortes del 50 por ciento en el riego de la cuenca. Recordó que el Real Decreto 8/2023 contempla ayudas al sector por sequía como la exención de tarifas y canones de riego.

Actualmente se sigue manteniendo la situación de emergencia en los recursos asociados a la Cuenca del Segura y una situación de prealerta en los recursos procedentes de la cabecera del Tajo, donde se ha producido una recuperación como motivo de las borrascas en las últimas semanas, con lo que se ha pasado de escenario denominado "tres" a un escenario mejor o "dos" que permitirá un desembalse de unos 27 hectómetros cúbicos de agua.

Además del Sinclinal de Calasparra, la CHS trabaja con otros pozos situados en las Vegas Media y Baja, en los que se está tramitando la declaración de impacto ambiental, para lo que se ha requerido a los ayuntamientos afectados y las comunidades autonómas de Murcia y Valencia que emitan sus informes complementarios.

Por último, quedarían unos pozos localizados en Castilla La Mancha, en concreto, en la provincia de Albacete, con destino exclusivo para el abastecimiento humano en el caso de que la Mancomunidad de los Canales del Taibilla los necesitase.

"Venimos anunciando el abastecimiento urbano, no se encuentra en situación de riesgo desde el punto de vista de las restricciones y, por lo tanto, entendemos que esos pozos no serán necesarios, pero desde un punto de vista de precaución, nuestra obligación es tramitarlos como si fueran necesarios", remarcó.