Música

Carolina Durante: “Hay que joderse, llegamos hasta aquí y Ciudadanos nos arruina el ''hit''”

¿Cambiarán la letra de “Cayetano” en La Riviera este fin de semana? ¿Votan los pijos a Vox o al PP? De sociología electoral y de normalizar la ola hablamos con el grupo que se atreve con el WiZink Center en 2020

Hace poco más de un año, en estas páginas se asomaban Carolina Durante con cinco canciones. Iban a actuar a la sala El Sol, un bolo que terminó con «Todos los paletos fuera de Madrid» y la mitad del público en el escenario. Después llegó lo que sabe cualquiera que haya pisado un festival de música en España y que sigue este fin de semana con dos Rivieras llenas y hace cumbre el año que viene en el WiZink Center. Hablamos con Martín Vallhonrat (bajo), Mario del Valle (guitarra), Juan Pedrayes (batería) y Diego Ibáñez (voz) sobre esta locura casi irreal. Carolina Durante.

Publicidad

–Hace un año me decían que se negaban a profesionalizarse.

–Diego: Ooops. Ha sido sin querer. Nos consideramos amateurs profesionales.

–Martín: Nos rodeamos de un equipo, pero las sensaciones son las mismas. Podemos decir que es nuestra profesión, joder, pero seguimos siendo los mismos.

–Se atreven con el Wizink.

Publicidad

–D.: La verdad es que son 15.000 entradas, porque es el formato grande y da un poco de «yuyu». Pero bueno, la Riviera también daba cague y desde el principio reservamos dos fechas.

–M.: Nunca en mi vida ni por un segundo me imaginé que tocaría en el Wizink. Ni siquiera que pelearía por ello.

Publicidad

–D.: Es que nunca ha sido el objetivo. Lo que hemos hecho como banda ha sido objeto de bromas al respecto antes. ¿Te imaginas telonear a Punsetes, llenar la Sol, el Ochoymedio?

–M.: pues la broma esa del Wanda... Ojo «cuidao» (ríen).

–¿Son ideas que vienen de fuera?

–D.: Sobre todo de Luis (Fernández, de Sonido Muchacho, su sello) que es el quinto miembro de Carolina. No estábamos metidos en la industria y no teníamos ni idea de cómo funcionaba nada. Confiamos mucho en él porque todo lo que nos ha dicho ha salido bien. Pero hay que echarle cara.

–M.: El hecho de vender entradas, o tantas entradas, asusta. Pero menos, cuando ya has hecho dos Riveras antes. Se abren objetivos, posibilidades, es progresivo. Vas dando pasos. Juglar. Wurli, Sol, o Ochoymedio, Riviera. Es lo que había que hacer.

–¿Tocar en festivales con miles de personas no cuenta?

Publicidad

–D.: No, porque en sala van a verte a ti. Es tu misa. En un festi te van a ver a ti... también.

–¿Y con La Riviera, qué sienten? ¿Tampoco es para tanto, no?

–D.: (risas) Yo tengo más ganas de esit que de ninguna otra cosa que hayamos hecho estos meses. Estoy nervioso. Por ser Madrid y la Riviera. Y por toda esa gente. Y presentamos el disco, que es algo que tampoco imaginé que podría decir algún día. Es alucinante.

–No se lo acaban de creer.

–D.: Pues no. Al final acabas por normalizarlo y me da rabia. ¿Por qué esto me ha dejado de hacer tanta ilusión?

–Igual lo he pillado mal, ¿pero no habla de eso el tema nuevo, «No tan jóvenes»?

–D.: Algo así. Yo ya había escrito parte cuando tenía 16 o 17 años y me imaginaba los veintitantos y después llegué y no era lo que me habían hecho pensar. Y entonces cuando la reescribí de nuevo, ahora, con todo lo que nos está pasando, fue lo mismo. ¿Cómo puede ser que tenga que irme a Granada a tocar y que no me apetezca? Hablo de muchas cosas de las que me están sucediendo y que todo esto... Si me lo dicen cuando tenía 20 años habría pensado que era Disneylandia y ahora no lo es. ¿Cómo puede ser?

–M.: Te imaginabas que cada día iba a ser una película. Esos momentos los tienes, es puntual. Pero Diego, es lo que siempre te digo, tú idealizas el futuro cuando estás ahí, y, cuando estás aquí, es más sereno. No hay fuegos artificiales cada mañana pero sí que hay días de fuegos artificiales.

–D.: sí. Y entonces uno piensa qué parte de culpa tengo yo de eso y cuánta de lo que me rodea o dónde vivimos y cómo vivimos.

M..: yo cuando escucho ese tema y las canciones que estamos haciendo ahora, pienso: “Ya. Estamos cerrando algo”.

-D.: cuando se la pasé a amigos porque me entró inseguridad con la canción me dijeron que había cambiado la forma de escribir. Que es lo más distinto de lo que habíamos hecho. Pero creo que tiene continuidad con lo anterior.

-Hablábamos de la idealización del futuro que luego no es tal.

-D.: Perdón, hay momentos alucinantes.

-¿Cuidan el resto del grupo a Diego especialmente?

-M.: Bueno, a ver somos colegas y nos cuidamos todos...

-Juan: ¡El Diego es una montaña rusa de emociones, tío! (Ríen todos)

-D.: Un parque de atracciones.

-M.: Hay veces que desaparece y es normal.

-¿Mantienen alguna ocupación de su vida anterior?

-M.: Yo saqué Filosofía, Artes escénicas y un Máster que sólo me sirven para mencionarlos en las entrevistas.

-D.: Yo aparqué INEF. Me quedan 4 asignaturas. Si esto se va a la mierda, igual retomo.

-Mario: Yo acabé la carrera y me puse con un módulo de costura. Y no pude acabar.

-J.: Yo llevaba mucho en la cocina y a la mínima que llegó lana, ¡a tomar por culo! Es que es cien por cien incompatible. Todos los findes. No estaba mal, pero...

-M.: Joder, esto es mejor que cortar fruta en el NH.

-J.: Pues la cortaba muy bien. Y la colocaba de puta madre.

-M.: Luego cuando vamos a hoteles por ahí nos dice: “No comas eso, tío”. Se sabe todas las triquiñuelas de los sitios...

-D.: Siempre discutimos si la tortilla es precocinada o de huevina (ríen).

-Habrán ganado buena pasta.

-J.: Un caballero no habla de dinero, tío, pero da para vivir bastante bien. Por ahora.

-Mario: Hay que decir que el Estado también gana con nosotros.

-D.: Bueno, Mario, se lleva algo de absolutamente todo, son impuestos tío.

-Mario: Pues eso.

-M.: Anda que ya te vale...

-Mario: Lo que quiero decir es que a los autónomos les quita mucho y que no es facil para mucha gente.

-M.: Vale, reconvierte tu discurso.

-Bueno, veo que os habéis implicado en los números.

-Todos: (carcajadas).

-Van a tener que cambiar la letra de “Cayetano” porque a Ciudadanos ya no les vota ni el tato.

-D.: Sí, ya lo había pensado. Podemos decir “ahora votan a Vox, antes a Ciudadanos”. Va perfecto.

-M.: “No votan al PP, tampoco a Ciudadanos”...

-D.: ¡Esa es buena, tío! De hecho, es mejor y creo que es más “true”.

-M.: A ver, yo no creo que haya sido trasvase de ciudadanos a Vox. Se han ido a PP. Yo creo que los de Vox son una parte del PP que se han ido allí y los de Ciudadanos han vuelto al PP.

-D.: ¿Tú crees que el PP es la opción “soft” de la derecha?

-M.: Es que ciudadanos ya casi no existe.

-D.: Vale, pero hay que cambiar eso, no? Hay que pensar.

-J.: Diego, no te jodas a ti mismo. Esta muy bien como está.

-D.: Estoy pensando... Esta tarde, gabinete de crisis. Hay que joderse, llegamos a la Riviera y los de Ciudadanos nos joden el "hit".

-¿Qué piensan de Vox?

-M.: Sí que preocupa que se hagan explícitas algunas opiniones que antes no se atrevían a hacer. Que se normalice decir algunas cosas...

-D.: De acuerdo.

-J.: Yo que sé, tío, no mola.

-¿Tienen miedo de que la ola se acabe?

-D.: Pues es que la ola rompe y baja. Son cosas que pasan independientemente de que queramos o no, pero mientras tanto, WiZink Center.

-M.: Hemos hablado con mucha gente y sabemos que eso lo puedes dar por seguro. Que nada dura siempre, aunque haremos por que no pase.

-D.: Seguiremos haciendo lo que ha propiciado esto, las canciones que nos mola hacer. Pero bueno, igual acabamos dominando el mundo. Igual acabamos presidiendo el mundo. ¿Te imaginas? Sol, Ochoymedio, Riviera, WiZink... ¡España!

-M.: Y el mundo. Una foto con Kim Jong Un...

-J.: Y a paz mundial. (Ríen todos).

-D.: Alguno a la cárcel.

-Me dicen que ya tienen cuatro temas.

-D.: Sí, que son... Igual un poco más "seriotas". No sabemos todavía, pero disco en 2020 no va a haber, eso seguro. Vamos haciendo canciones pensando en 2021. Tenemos libertad total creativa y en plazos.