Cherchez la femme

Jesús Rivasés

Mariano Rajoy se fajará a fondo las próximas semanas para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado. Dejará que Cristóbal Montoro, Alberto Nadal, secretario de Estado de Presupuestos, y el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, intenten crear un estado de opinión favorable a esas cuentas. Machacarán hasta el aburrimiento con el componente social de los Presupuestos, con las subidas para pensionistas y funcionarios y con las rebaja del IRPF para las rentas más bajas. El presidente, sin embargo, se reservará, como otras veces, negociaciones que en ocasiones ni tan siquiera trascienden. No figura en su agenda, pero es probable un encuentro con el lendakari, Íñigo Urkullu, que puede ser decisivo. Todo es más complicado con el 155, pero tampoco hay nada imposible cuando interesa a todos, incluido Pedro Sánchez.

Rajoy, tras el compromiso presupuestario, abordará la sustitución de Luis Linde al frente del Banco de España. Hay aspirantes, pero prefieren pasar inadvertidos para no quemarse, aunque enredan. El presidente no ha dado muchas pistas, pero avanza la tesis de «cherchez la femme». Mario Draghi quería una mujer como vicepresidenta del Banco Central Europeo. El puesto fue para Luis de Guindos, que ya ha visto un par de pisos en Fráncfort aunque todavía no se ha decidido por ninguno. Una mujer, Irene Garrido, pudo sucederle en el ministerio, pero Román Escolano domina mejor el inglés y se maneja con más soltura por la Unión Europea. Por eso ahora, los marianólogos apuestan por una mujer para el Banco de España. «Cherchez la femme». La solución, avanzada la primavera.