El Chiringuito de Pedrerol: Este cuento se ha acabado
foto-autor

Colorín, colorado... la paciencia se ha acabado. Como en el cuento. El Madrid es un equipo perdido. Desmotivado. Triste. Incapaz de ilusionarse ni de ilusionar. Sin puntería. Capaz de estar ocho horas sin meter un gol. Sin capacidad de reacción ante las adversidades. Sin chispa. Sin ideas. Sin concentración. Con fallos infantiles en defensa. Con lagunas en el juego. Que no sabe a qué juega. Que no domina los partidos. Que físicamente no está como debería. Y que no cree en su entrenador.

Zizou advirtió Ya avisó Zidane cuando dio el portazo al finalizar la temporada pasada. «No me siento capaz de seguir motivando a este grupo». Un equipo que lo ganó todo. Que conquistó cuatro Champions en cinco años, tres consecutivas. Una de ellas haciendo doblete con la Liga. Pero un equipo que hace menos de un año, en noviembre, ya la había tirado.

Clásico sin Messi Y ahora se está repitiendo la historia, aunque menos mal para los blancos que Barça y Atlético están pecando de irregulares y han dado varios petardazos que mantienen con vida al Madrid. Este domingo llega el Clásico del Camp Nou, donde la distancia entre blancos y azulgranas se podría ir hasta los siete puntos. Aunque perdemos todos con su ausencia, menos mal para el Madrid que no estará Messi.

Tomar medidas Da la sensación de que al Madrid le falta algo y que Lopetegui no sabe dar con ello. Es urgente agitar la coctelera, como diría el bueno de Luis Aragonés. Haciendo siempre lo mismo no se arreglan las cosas. Hay que tomar decisiones para que Asensio vuelva a vibrar, a ser decisivo, a hacer temblar a las defensas contrarias con sus galopadas. Algo hay que cambiar para que Ramos y Varane transmitan de nuevo seguridad al equipo y sean otra vez la mejor pareja de centrales de Europa. Algo hay que agitar para que Modric regrese por fin de la gala The Best y vuelva a ser el cerebro del equipo. Es necesario actuar para que Casemiro sea el guerrero en el centro del campo que lo equilibra todo, para que Kroos regrese a su versión más eficiente como uno de los mejores medios del mundo, para que Benzema vuelva a mirar a portería.

Los ocho mejores Nada menos que ocho jugadores del Madrid estuvieron en el once ideal de la UEFA, pero hoy todos ellos parecen futbolistas del montón. Parecen peores. Y si hay uno que puede levantar a la afición, poner en peligro a las defensas y darle aire fresco al equipo, tampoco lo ha sabido aprovechar Lopetegui: a Vinicius le tiene de estrella invitada en Segunda B.

Otro inquilino El Madrid de las tres Champions seguidas no ha podido olvidarse de jugar al fútbol de un día para otro. Estos jugadores no pueden ser tan malos. Hay que hacer algo antes de que sea demasiado tarde. Debemos estar muy atentos, las próximas horas van a ser especialmente intensas en Chamartín. No hay que esperar novedades hasta que se juegue mañana contra el Viktoria Plzen, pero que a nadie le extrañe que en el banquillo del Camp Nou haya otro inquilino.