El Chiringuito de Pedrerol: Ponle ya, Solari... ¡con un par!
foto-autor

No era tan difícil. Simplemente había que apostar por alguien que tiene magia, que es diferente, que consigue levantar al público del Bernabéu de sus asientos. ¿Por qué no lo viste tú, Lopetegui? ¿Por qué ha tenido que llegar Solari para darse cuenta de lo que todos sabíamos y el madridismo pedía? El fútbol es técnica, táctica, físico, estrategia... pero también es ilusión. O, mejor dicho, sobre todo es ilusión. Con ella se ganan partidos.

Como los grandes

Este chavalín de 18 años que alternaba partidos con el Castilla y banquillo con el primer equipo fue el que levantó el sábado un partido que se había puesto muy cuesta arriba. Un chavalín con personalidad. Que desborda, que tiene desparpajo, que se atreve, que siempre piensa en vertical, que juega mirando permanentemente a la portería contraria y que, además, tiene hasta la suerte de los grandes.

La esperanza

Ese abrazo de Solari a Vinicius es el abrazo del madridismo a la esperanza. La afición estaba cansada. Aburrida. Cabreada. Desmoralizada. Porque no veía ningún motivo para creer. Pero con Vinicius, vuelve a tener algo a lo que agarrarse. 70.000 personas le despidieron cuando se marchó de Brasil y dejó a su equipo, el Flamengo. No puede ser casualidad. Vinicius es un futbolista con ganas de comerse el mundo y que va a poner en aprietos a los defensas rivales y a alguno de sus compañeros de ataque, que se han acomodado al no tener competencia.

Señalados por el Bernabéu

Los pitos de la grada hacia Bale son muy significativos. La afición empieza a señalar. Lo hizo con Bale, también apuntó a Asensio e incluso dio un toque a Sergio Ramos. El Bernabéu le lanzó un mensaje al mismísimo capitán. Al que nunca se esconde. Al que siempre se parte la cara por el Madrid. Al líder del vestuario. Sus últimas declaraciones no gustaron nada.

Mensaje recibido

Pero Ramos entendió bien el mensaje. Supo encajarlo con sus declaraciones tras el partido y contestó reivindicándose en el campo, con ese penalti a lo Panenka para demostrar que a fortaleza mental no le gana nadie. A veces da la sensación de que los futbolistas deciden sobre el entrenador y eso el aficionado no lo consiente. El madridismo no quiere que los jugadores se metan en asuntos que deben resolverse en los despachos. Cuestiones para los que mandan y tienen que decidir en los momentos de crisis.

No le des más vueltas

A los futbolistas donde les corresponde tomar decisiones es en el campo. Es ahí donde ellos deben hablar. Como hizo Vinicius contra el Valladolid. Salió menos de veinte minutos, pero dijo muchas cosas. Le cambió la cara al Madrid y rescató una victoria que se iba a escapar otra vez. Solari, no le des más vueltas. Pon al chaval. Dale la titularidad ya. Con un par de «cojones».