Y además de feminazi, también va a estar Vd. en contra de lo de la perra de Barcelona. Como si lo viera. Encima de quejarse sin sentido de todo, encima, va Vd. a quejarse de lo de la guardia urbana de Barcelona, cuando acaba de ser violada y asesinada una mujer. Tiene Vd. tres casos de mujeres asesinadas en una misma portada digital, en un mismo día, cada una en su momento, pero sí detalles esclarecidos, y viene Vd. a hablar de una perra muerta, a que sí. Es que tiene Vd. un cuajo que no le cabe en una orza de filetes. Mire, es que no da Vd. una. Si habla de las mujeres muertas le sacan los porcentajes de violaciones y asesinatos en comparación de otros países. Porque aquí no nos viene bien los datos oficiales nada más que cuando nos conviene para decir que no es para tanto lo de las mujeres muertas. Lo de las denuncias falsas es diferente, ya no nos fiamos, pero aquí vamos a saco. Qué le molesta a Vd. del perrito. Que lo mató la guardia urbana de Barcelona. Ay, pero si es Vd. podemita, si siempre defiende cosas que no son, échele las culpas a Ada Colau, que seguro que le gusta a Vd. Qué más da que le pegaran un tiro a una perra que pertenecía a un programa social para los sintecho. Los sintecho, qué cosas tienen Vds. Y se creen que, además, el policía tiene que entender que esa perra estaba defendiendo lo que cree que debe defender, que es su amo. Es que cómo son los perros, de verdad. A quién se le ocurre ponerse agresivo ante la llegada de un grupo de policías que le están quitando a su amo sus posesiones y al que nota tenso. A quién se le ocurre. Ya dice su señora madre que es Vd. una Sota. Feminazi.