El chiringuito de Pedrerol: Se acabó la broma: llega la Champions
foto-autor

Me quedo con la frase de Mou: «Este equipo no es feliz, le falta autoestima». Es la sensación que da este Madrid, en el que Benzema tuvo una etapa prometedora, pero ha vuelto a desaparecer. En el que Bale está más pendiente de ver partidos de golf que de rendir. En el que Isco está desconectado. En el que Marcelo es un entro y salgo. En el que Asensio, que iba para Balón de Oro, se ha quedado para los minutos de la basura. En el que Kroos no es el que era. En el que Modric aparece y desaparece. En el que Casemiro parece inquieto y descolocado. En el que Varane y Ramos fallan. En el que hasta Carvajal, de los más fiables, comete más errores de lo normal.

Bajonazo Hace tres semanas parecían todos recuperados. Dio la sensación de que todo se debía a un problema físico y que Pintus les había levantado. Pero llega el Girona y te pinta la cara. Venían de ese Tourmalet que eran el empate en el Camp Nou y las victorias en el Metropolitano y Ámsterdam... y se la pegan en el llano. Bajonazo. Ahí empezó la caída. Y en el Barça lo sabían. Apostaron por la Copa. Eliminando a los de Solari, ya no se iban a levantar.

No sólo Cristiano Dos golpes seguidos ante el Barça parecen demasiado para un Madrid muy frágil anímicamente y sin gol. También tiene razón Mou cuando dice que hay que repartirse los 50 goles de Cristiano, pero el equipo lleva 15 menos que la pasada temporada a estas alturas. Aunque no todo se debe a su marcha: con él hace un año se habían perdido Liga y Copa.

Vinicius no es suficiente Todos parecen cansados. Todos parecen peores. Es un problema de continuidad. Y de ilusión. Vinicius devolvió la alegría con su desparpajo, sus genialidades y sus cambios de ritmo, pero un chaval de 18 años no puede ser el que salve los muebles. Y su falta de puntería le deja de momento en una promesa de futuro.

Volver a conectarse Queda la Champions. Lo que más ilusiona a equipo y afición. Lo único que les puede conectar. Solari debe hacer un esfuerzo para recuperar a Isco y Asensio, para que vuelvan a sentirse importantes. Lo de Bale es otra historia. Hay que ponerle... para que le vean y llegue una buena oferta por él.

Capaces de todo Cuidado con la rapidez y el entusiasmo del Ajax, que ya puso en apuros al Madrid en la ida. Caer sería dramático. Pero hace un año, y hace tres, todo parecía un desastre... y otra vez Reyes de Europa. Que suene el himno de la Champions ya. Les transforma. Seguro que ya están pensando en la final del Metropolitano. Estos son capaces pese a todo de llegar a la final. E incluso de ganarla.