El Chiringuito de Pedrerol: Zidane quiere parar a Messi
foto-autor

Mensaje de Zidane: quiere la próxima Liga. El sábado vimos a los jugadores del Barça celebrar el título sin demasiada euforia, quizá por la costumbre, como se veía en ese «8 de 11» de su camiseta. El mérito azulgrana es indudable, pero también delata la irregularidad del Madrid, como ya advirtió en la rueda de prensa de su presentación. Zizou no quiere que se repitan episodios tan frustrantes como el de anoche en Vallecas.

Recuperar al equipo B

La Champions es el torneo más importante. Nadie lo discute. Cualquiera cambiaría una «Orejona» por dos o tres Ligas. Y el Madrid es el Rey de Europa actual con esas increíbles cuatro de cinco. Pero no deben esconder una realidad: las Champions las ganan los equipos y las Ligas, las plantillas. Así la conquistó Zidane en 2017, confiando en los 24 jugadores. Los famosos equipos A y B. Logró que todos se sintiesen importantes y llegasen al cien por cien a final de temporada. ¿Por qué no repitió lo mismo al año siguiente? Porque no creía en todos sus futbolistas. Abusó de los mismos y ni la tercera Champions seguida consiguió evitar su adiós. Ayer volvió a sentir el mismo hastío con los Bale, Ceballos, Llorente o Mariano. No los quiere.

Hora de construir

El francés ha vuelto con la idea de reconquistar la Liga. Quiere hacer un equipo, o mejor dicho, una plantilla competitiva. Hay que darle autoridad para que la construya, se ha ganado esos galones. Eso le supondrá tomar alguna decisión traumática, aunque sin regalar a ningún futbolista. Pero ese es el problema: nadie se quiere ir. O al menos eso dicen algunos con la boca pequeña mientras buscan abaratar su traspaso para incrementar su próxima ficha. Pero además de traer «cracks» hay que mejorar el equipo B y adaptarlo a Zizou.

Fichajes ya en plantilla

Hay que fichar bien. Hazard aportará personalidad, liderazgo y desequilibrio. Pero no nos olvidemos de Vinicius, que ha levantado al Bernabéu echándose el equipo a la espalda cuando a varios pesos pesados les quemaba el balón. La afición quiere gente como él. O Rodrygo, un espectáculo. O Brahim, que tiene desparpajo, regate y es diferente. El madridismo quiere recuperar la ilusión. Está harto de jugadores acomodados o agotados y pide futbolistas que quieran vestir esa camiseta y tengan hambre de éxitos. Que quieran comerse el mundo con el Madrid.

Aviso a navegantes

El club blanco debe aspirar a la Champions, como cada año. Pero Zidane ha lanzado su aviso a navegantes: la Liga es una prioridad y la van a pelear. ¡Pero tampoco es cuestión de enfadar a Messi! Él solo ha ganado este campeonato.