Sánchez e Iglesias: un par de irresponsables

Eduardo Inda

Tan obvio es que todos debemos estar como una sola persona detrás del Gobierno cumpliendo e instando a cumplir el estado de alarma por el coronavirus como que eso no significa que les extendamos un cheque en blanco. Ni a este Ejecutivo ni a ninguno. Que creamos que las medidas adoptadas son las lógicas en una crisis elefantiásica de salud pública, doctores tiene la Santa Madre Iglesia, no quita para que pongamos el grito en el cielo por un estado de alarma adoptado 45 días, 6.400 contagiados y 200 muertos después. Que Sánchez es un irresponsable de tomo y lomo lo ratifica el hecho de que optó por hacerse el sueco durante semanas cuando estallaba la pandemia en China y, lo que es peor, cuando se cerró todo el norte de Italia. En ese ínterin, permitieron entrar en España a miles de chinos e italianos como Pedro por su casa, sin un solo control médico en los aeropuertos. Todo eran facilidades para los portadores del Covid-19. Consecuencia: el virus franqueó nuestras fronteras y se propagó letalmente por toda España. Que se falló clamorosamente al no blindar nuestro país lo demuestra el hecho de que el mayor número de casos se ha desencadenado en Madrid, la región de largo con más conexiones aéreas con China e Italia. Todo con tal de llegar al 8-M para satisfacer el capricho de la indocumentada y frívola Irene Montero. La frivolidad dolosa de este Gobierno se elevó a la enésima potencia cuando, sabiendo como sabían la que había liada epidemiológicamente, se pasaron por el forro de sus caprichos las advertencias de médicos y científicos y permitieron las manifestaciones por el Día de la Mujer que congregaron a cientos de miles de personas, sino millones. Los contagios se dispararon exponencialmente. Si de las políticas y asimiladas que asistieron ya tenemos tres positivos (Irene Montero, Begoña Gómez y Carolina Darias), imagínense lo que ha podido representar númericamente sobre la población general la infame patochada de dar vía libre al 8-M. Que además de irresponsables son impresentables lo certifica la presencia de Pablo Iglesias anteayer en el Consejo de Ministros saltándose la cuarentena obligada por la enfermedad de su pareja. Consejos vendo que para mí no tengo. A las primera oportunidad democrática que tengamos, hay que enviarlos a su casa. Esta crisis es una talla XXXL y ellos usan una S. La camiseta de presidente y vicepresidente les viene grande. Muy grande.