Gestión y comunicación
foto-autor

Tengo muy claro que estos Gobiernos de Pedro Sánchez y de Pablo Iglesias funcionan en función de la propaganda y de la comunicación política y no de la gestión. Si yo he llegado a esta conclusión supongo que también lo habrán hecho en el resto de los grupos políticos, y especialmente en el primer grupo de la oposición, que no es otro que el PP. Por eso no acabo de entender los errores que están cometiendo justamente desde esta óptica, la de la comunicación. Sin entrar en el contenido del mensaje que mandó el otro día Cayetana Alvarez de Toledo, ya que eso daría para otra columna, me parece que fue un error por el momento y el día elegido, en plena efervescencia del lío montado por el ministro Marlaska a cuenta de sus ceses en la cúpula de la Guardia Civil, que todavía colean y en el que ayer se vivieron nuevos episodios. Ese día tocaba eso y no desviar la atención hacia Pablo Iglesias. Hoy más que nunca, y especialmente con estos Gobiernos que tenemos, la política se ha convertido en comunicación y propaganda y los partidos de la oposición, especialmente de derechas, deberían ser conscientes de ello. Mientras no lo sean, será muy difícil que ganen la batalla. Y esto no quiere decir que se deba abandonar la gestión, ni mucho menos. Pero, para bien o para mal, la gestión y la comunicación tienen que ir de la mano. Conclusión: en el PP deberían ocuparse más de la gestión de la comunicación.