La necesidad de elecciones en Madrid

Tengo muy claro de que si fuera Ayuso convocaría elecciones y pondría punto final al objetivo de repetir lo que hizo Sánchez para acabar con el PP

La izquierda lo ha conseguido, pero es pronto para que cante victoria. Necesitan acabar como sea con Ayuso y arrebatar la comunidad de Madrid al PP. Es todo un despropósito, pero se han impuesto las restricciones atropellando el Estado de Derecho. Es impresionante que se puedan establecer limitaciones de derechos fundamentales sin utilizar el instrumento jurídico adecuado y todos los palmeros gubernamentales, que son muchos, aplaudan con un fervor inusitado. Todos sabemos qué hubiera sucedido si gobernara el PP. Es interesante escuchar o leer los argumentos que utilizan los juristas defensores del uso alternativo del Derecho para atacar a Ayuso. La única noticia lógica fue la dimisión de Alberto Reyero como consejero de Políticas Sociales, ya que odia profundamente al PP y, especialmente, a la presidenta madrileña. Le hubiera gustado más estar en un gobierno con socialistas, comunistas y antisistema. No es una casualidad que el PSOE considere que es uno de los votos seguros en una moción de censura. La estrategia ahora será, precisamente, seguir en la línea de crear las condiciones para justificarla.

Tengo muy claro de que si fuera Ayuso convocaría elecciones y pondría punto final al objetivo de repetir lo que hizo Sánchez para acabar con el PP. No hay nada mejor que apelar a los madrileños y saber qué es lo que realmente quieren. Pablo Casado se equivoca no autorizando la convocatoria, porque al final perderá Madrid. No debería perder de vista de que el objetivo final es él. Es verdad que la decisión corresponde a la presidenta. Lo más importante es ser leal a los madrileños y es necesario acabar con la estrategia de acoso y derribo. Esto debería primar por encima de cualquier otra consideración. Madrid necesita que el centro derecha se recomponga y gane claramente a la izquierda para abrir una nueva etapa donde no estén mareando con mociones de censura o imponiendo restricciones por la pandemia que no tienen una fundamentación científica que conozcamos salvo el criterio de los licenciados Illa y Simón. No me cansaré de defender la necesidad de contar con un comité creíble que esté formado por científicos de acreditado prestigio. La marcha de Reyero ahonda la crisis entre el PP y Ciudadanos dando argumentos a la izquierda, pero el partido de Arrimadas debería ir con cuidado porque apoyar la moción de censura pondría de manifiesto que están dispuestos a ir de la mano con los comunistas o apoyar unos Presupuestos Generales con los independentistas.