“El brutal asesinato de Montesquieu”

Es una ofensiva obscena, aunque hay que reconocer su capacidad de sorprendernos en su deriva autoritaria

En el caso de que prospere la proposición de ley que han presentado socialistas y comunistas para modificar el sistema de elección parlamentaria del Consejo General del Poder Judicial podremos confirmar el brutal asesinato de Montesquieu. Nada que ver con la frase que se atribuye a Guerra de «Montesquieu ha muerto» para definir la reforma de 1985, sino un crimen perpetrado con luces y taquígrafos que otorgará un inquietante poder a La Moncloa y sus aliados para controlar con mano férrea la Justicia. Es una ofensiva obscena, aunque hay que reconocer su capacidad de sorprendernos en su deriva autoritaria.

Lo sucedido con la Fiscalía General ya fue espectacular y si lo hubiera hecho un gobierno de centro-derecha el escándalo sería monumental, pero los palmeros aplaudieron con el fervor habitual. A esto que añadir el control de RTVE con la fórmula grotesca de un administrador único. Por supuesto, han colocado a amiguetes con escasa formación como altos cargos y al frente de empresas públicas. Acabar con la independencia judicial formando un CGPJ que esté al servicio de la izquierda y los independentistas tendrá unas consecuencias muy graves en la UE.

La excusa del retraso en la renovación de este órgano constitucional es inconsistente porque ha sucedido en ocasiones anteriores y el propio ministro de Justicia apoyó más de 30 nombramientos cuando era vocal de un CGPJ que estaba en funciones. Ahora asistimos a un asalto que permitirá que el Consejo sea una mera marioneta y pueda nombrar jueces al servicio del PSOE, Podemos y el independentismo. Esto conduce a que los tres poderes del Estado se conviertan en uno que pueda aplicar sin fisuras el programa del gobierno social-comunista. Este proceso comporta la destrucción de los equilibrios constitucionales, y las formaciones de centro-derecha ya se pueden ir preparando. En muy poco tiempo habrá jueces comprometidos que sigan el uso alternativo del Derecho.

Una manipulación soez en una sentencia otorgó fundamento a una moción de censura que acabó con un gobierno para dar paso a otro apoyado por comunistas, antisistemas, bilduetarras e independentistas. No es difícil imaginar qué sucederá cuando actúen coordinadamente la Fiscalía de Lola Delgado y los órganos judiciales llenos de magistrados afectos a la causa. No hay que olvidar que siempre es posible encontrar personas dispuestas a colaborar con estas ignominias. El aristócrata Brusilov fue el comandante en jefe del ejército ruso, para luego servir a los bolcheviques y organizar el Ejército Rojo.