«Patria»: Verdad histórica

Fotograma de la serie "Patria" HBO

Es una singular coincidencia en el tiempo, la emisión por TV de la serie “Patria”, con el actual protagonismo político de Bildu con ocasión de su apoyo al Gobierno, especialmente relevante por posibilitar los primeros presupuestos de Sánchez e Iglesias, y garantizarles la legislatura. La extraordinaria puesta en escena de esta serie, que narra el drama padecido en el País Vasco durante casi cincuenta años, expresa en carne viva unas heridas que no han cicatrizado todavía: “Patria” sí es auténtica memoria de la verdad histórica. Resulta fácil entender el dolor de las víctimas que ahora observan cómo el Gobierno de la Nación española, por cuya destrucción mataban los terroristas, mendiga sus votos a los sucesores políticos de sus verdugos, que no manifiestan el más mínimo arrepentimiento y todavía se ufanan por avanzar en su objetivo de «tumbar el régimen» constitucional. Tras haber sido derrotada ETA y obligada a disolverse pagando para ello un precio enorme de sufrimiento, no puede aceptarse que ahora se sitúe «en la dirección del Estado» a los que querían y siguen queriendo destruirlo. La tan deseada y necesaria reconciliación en el País Vasco, requiere del perdón para ser factible y auténtica; pero es imposible mientras los etarras sean recibidos como héroes en sus pueblos al salir de prisión, sin atisbo de arrepentimiento.

El Gobierno de España debe trabajar con gestos e iniciativas para facilitar la reconciliación, pero no puede blanquear una situación así, que añade infamia al dolor, e imposibilita una reconciliación digna de tal nombre.