El Cuaderno de Chapu Apaolaza: Séptimo cielo en una gasolinera de Andújar

Pablo Iglesias estaba en campaña cuando dudó de que España fuera una democracia plena. Lo dice María Jesús Montero, madre amantísima y portavoz con farolillos

Chapu Apaolaza

He apuntado que han prohibido las tabernas y el amor. Protestan los hosteleros y los amantes. Van por ahí con los platos rotos y el corazón hecho unos zorros, respectivamente. Mi Españita liga menos que Borrel en Moscú, salvo el niño Darek que con 13 años se ha escapado de su casa en Cádiz y sin decir nada se ha ido a Madrid a conocer a una chica. Dime Darek si era guapa, si en en el espejo de la Caleta, que escribió Antonio que es de plata quieta, te viste con ella tirándole migas a los patos del Retiro, que están gordos de pan y de anticuerpos. Una Nochebuena, El Poli Díaz robó un pato del Retiro para que hubiera algo de comer en su casa del Valle del Kas, y tú tomaste lo que la vida le debía, y así saliste de casa sin decir nada, con tu jeta, tus mariposas y tu mochila, y cruzaste los campos La Mancha con sus respectivas legislaciones sanitarias como la flecha de oro con la que un ángel travieso te atravesó el corazón de chiquillo. Te envidio, Oh Darek, romeíllo de Socibús, séptimo cielo en la parada en una gasolinera de Andújar y primer amor de tu vida. O segundo.

Darek estaba enamorado y Pablo Iglesias estaba en campaña cuando dudó de que España fuera una democracia plena. Lo dice María Jesús Montero, madre amantísima y portavoz con farolillos. Lo perdona porque cree que no lo pensaba. Ojalá. Podemos es el hijo díscolo del sanchismo y de España. Cada vez que puede, Iglesias dibuja España poco menos que como una dictadura, pero ahora lo excusan porque el niño estaba en periodo electoral. En campaña, el político miente y el resto del tiempo, no dice la verdad.

Puedes escucharlo también en Onda Cero