Madrid: ¿Waterloo de Sánchez?

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso (c), el portavoz nacional del Partido Popular y candidato, José Luis Martínez-Almeida (d) y el candidato número 5 a las elecciones de la Asamblea de Madrid, Toni Cantó, durante una visita al campo de fútbol del Club Deportivo Oña, en el distrito de Hortaleza
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso (c), el portavoz nacional del Partido Popular y candidato, José Luis Martínez-Almeida (d) y el candidato número 5 a las elecciones de la Asamblea de Madrid, Toni Cantó, durante una visita al campo de fútbol del Club Deportivo Oña, en el distrito de HortalezaA.Martínez Vélez. Pool

Con los días se polariza la campaña de Madrid, y para sorpresa de unos y preocupación de otros, Sánchez aparece como el oponente real de Ayuso. «Segundos fuera» parece decir el árbitro del partido, mientras resultan eclipsados por la izquierda Iglesias y el candidato Gabilondo; y el propio Casado por la derecha.

Ha tenido que quitarse la mascarilla y bajar a la arena electoral, para intentar hacer realidad el menú debidamente cocinado por el «Cistezanos». Esto es lo que sucede cuando se juega a ser aprendiz de brujo con censuras murcianas: que te explotan en la cara. Derrotado tal vez por su denostada Ayuso –que le impide conciliar el plácido sueño con Iglesias– quién le iba a decir él y a su Rasputín, que iban a quedarse sin Murcia, Castilla y Leon, Andalucía y hasta sin Arrimadas.

Ahora no hay margen para la duda razonable, y el uso político y electoralista que se viene haciendo desde el Gobierno a cuenta de la pandemia y contra la CAM, muestra la cara más obscena de la política, jugando con la salud y el trabajo de los madrileños. El 4-M puede hacer de Madrid el Waterloo de Sánchez, tan solo dos días después de celebrar el 2 de mayo el cierre de campaña y el recuerdo del levantamiento nacional contra Napoleón. Que tomen nota sus socios separatistas, porque ese ocaso del «bloque político de la moción de censura» va a dificultar indultos, mesas de solución del conflicto catalán y otras cosas por el estilo.