Héroes en el Desastre (y III)

Para proteger la retaguardia, se inmoló el Regimiento de Caballería Alcántara

Regimiento de Caballería Alcántara
Regimiento de Caballería AlcántaraDespertaferroDespertaferro

Tal día como hoy hace 100 años, el Comandante General de Melilla, Fernández Silvestre, adoptaba la decisión de la retirada de Annual cercado por las columnas de harqueños liderados por Abd-el Krim, fundador de la República del Rif. La improvisada operación se convirtió en una trágica desbandada en el desfiladero de Izzumar en el imposible intento de llegar a Melilla. Para proteger la retaguardia, se inmoló el «Arma del sacrificio», la práctica totalidad del Laureado Regimiento de Cazadores de Caballería Alcántara, al mando del Tte. Col.

Fernando Primo de Rivera, con una sucesión de cargas en el cauce seco del río Igan, que ha inmortalizado con su arte para la historia el genial pintor Augusto Ferrer-Dalmau. Los tres mil que lograron acceder a monte Arruit fueron masacrados, pese a acordar una rendición pactada tras una heroica y numantina resistencia.

Impotente ante el enemigo, Melilla fue protegida en 24 horas por la Legión y otras Unidades de Regulares de Ceuta y venidas de la península, para iniciar la operación conocida como «La Reconquista». Reconocidos y laureados héroes individuales y colectivos salvaron el honor de un Ejército mal dotado y unos Gobiernos incompetentes. Tras el Desastre, vino la reforma de un Ejército que culminaría la misión de pacificación en el Protectorado español.

Hitos en el desastre: Abarran, Igueriben, Annual, Monte Arruit…, Tte. Col. Fernando Primo de Rivera, Comandante Benítez, Capitán Arenas, y un largo etcétera. Por fin, en 2012 la «Laureada Debida» le fue reconocida al Regimiento de Caballería Alcántara.