España

Todo para el Estado

No saben ya qué hacer para expoliar a la gente

José Antonio Vera

Preocupante mundo de hoy que nos muestra cada vez con más ferocidad el ansia totalitaria de unos Estados omnipresentes que dejan poco espacio para la libertad individual y amplían su poder hacia todos los ámbitos de la vida. Hemos visto en España esta semana tres aspectos de ese afán por perseguir al ciudadano desde el punto de vista económico. Nuestro Gobierno social-podemita pretende cobrar también en los casos de indemnizaciones por accidentes de tráfico, pese a que la ganancia del indemnizado, en tales circunstancias, es siempre cero: te pagan sólo por el desperfecto causado. Pero ahí están ellos, auscultando cada movimiento, cada transferencia, cada euro que ganas, cada lotería o indemnización, para expoliarte y quedarse con parte de aquello que sólo a ti te corresponde. Como las herencias. Van a obligar a Ayuso a que cobre tanto por el impuesto de sucesiones que llegará un momento en que a la gente no le interese heredar, pues si tienes que pagar 50.000 euros por una propiedad de 120.000, es casi mejor que se la queden, por favor.

Parece como si hubiese un interés no confesado por empobrecer a la tropa. Lo demuestra la nueva normativa del nefasto Escrivá contra los autónomos, que pese a estar arruinados como consecuencia de la pandemia, van a tener que contribuir más al mantenimiento del todopoderoso Estado y de sus gravosas autonomías. Los jerarcas regionales, salvo la excepción que ustedes saben, pugnan con el Gobierno por saquearnos y perseguirnos. Incluso aquellos del PP que, como Feijóo, Bonilla y el murciano, imitan con entusiasmo algunas de las tiránicas medidas de sus homólogos socialistas, como el pasaporte Covid. No está sirviendo más que como pasaporte para contagiar, pero a ellos les gusta por lo que supone de control del personal.

Sí, todo será para el Estado, como en la Unión Soviética. No tendrás nada y serás feliz. O sea.