Nice, el proyecto sostenible de la moda nórdica

La moda ecológica se basa en la confección de ropa orgánica a partir de telas libres de tintes o blanqueadores químicos, que no contaminan y previenen el calentamiento global. Son materiales libres de pesticidas y fertilizantes y en su proceso de fabricación, las aguas y el suelo reciben menos contaminantes. Este estilo de ropa apareció en los años ochenta y ha ella se han unido, al amparo de Nice, cuatro conocidos creadores de Dinamarca, Suecia, Finlandia y Noruega que hoy han presentado, en la embajada de Suecia en Madrid, su moda ecológica con un denominador común: líneas «simples» y «puras».

Tone Tobiasson, fundadora de la Iniciativa nórdica limpio y ético (NICE, por sus siglas en inglés), ha destacado que esta nació con la intención de ser un impulso para la industria de la moda y liderar un código de conducta social y medioambiental en la creación.

La diseñadora sueca Matilda Wendelboe ha mostrado dos prendas de su colección, piezas transformables en diseños diferentes y sin botones, de nailon y aceite.

Los diseños de la noruega Camilla Bruerberg están centrados en una confección en lana cien por cien, diseños actuales e imaginativos.

Y, por su parte, el danés David Andersen, que ha presentado algunas de sus colecciones en Milán, ha exhibido dos modelos de fiesta en satén y algodón orgánico.

Tytti Thusberg vive en España desde hace algunos años. La creadora finlandesa confecciona sus prendas con material reciclado. La sorpresa de los presentes no se ha hecho esperar cuando ha desvelado que una armada falda de cuero negra, estaba realizada con "viejas billeteras"que, pacientemente fue cortando, hasta conseguir la forma de bucle con la que se presenta, un estilo que también ha transformado en bolso.

Al momento, revela que los flecos que dan movilidad al pantalón que luce otra modelo están elaborados con medias de "stock", de hace más de quince años que no se vendían.

Todos ellos confiesan que tienen en común diseños "simples"y "puros"y quizá algo "exóticos". Prendas que, en algunos casos, vuelven después a recoger, cuando el cliente se cansa de ellas, y envían a "bancos"de reciclado.