MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

El olvido de Mursi

Image

Tiempo de lectura 2 min.

25 de junio de 2019. 00:36h

Comentada
Cástor Díaz Barrado 25/6/2019

La muerte del expresidente egipcio Mohamed Mursi apenas ha suscitado reacciones en la comunidad internacional. Más allá de las declaraciones del portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y las sospechas que ha dejado entrever el presidente turco, Erdogan, no se puede decir que por ahora se hayan suscitado relevantes polémicas en torno a lo que ha sucedido al líder de los Hermanos Musulmanes. Esto es un síntoma más de que las denominadas «primaveras árabes» se han hundido en el olvido y que también en el mundo árabe se ha impuesto una visión pragmática de las relaciones internacionales. No se puede negar que la llegada al poder de Mursi en 2012 tuvo lugar por medio de mecanismos democráticos ni tampoco que fuera derrocado por un golpe militar. Pero a quienes toman las principales decisiones en la comunidad internacional nunca les interesó el Gobierno de los Hermanos Musulmanes en un país que, con seguridad, se podría calificar de expresión por excelencia del mundo árabe. La debilidad que, desde hace algún tiempo, viene mostrando la vigencia del «principio democrático en el orden internacional» encuentra también una explicación en sucesos de este tipo. El análisis de lo que significaban las «primaveras árabes» y de los cambios que se deberían producir en los países árabes se hicieron con importantes errores de cálculo. La visión occidental es insuficiente para comprender lo que sucede en todos los lugares del planeta. La muerte de Mursi se ha producido rodeada de un profundo silencio en Egipto y, en particular, con apenas algunos ecos en la comunidad internacional. Pero la pregunta de fondo sigue sin responderse. Debemos preguntarnos, entonces, si el principio de la democracia rige también en aquellos casos en los que llega al poder un Gobierno de tendencia islamista que pudiera poner en peligro el propio sistema democrático y el respeto de los derechos humanos. Por ahora, lo que sucedió en Egipto y lo que aconteció, en los años 90 del pasado siglo en Argelia, conducen a pensar en una determinada dirección.

Últimas noticias