Montoro: ¡estírate!

Las caravanas han vuelto a las carreteras, autovías y autopistas de España, que cada vez se encuentran más maltrechas. Ésta es la mejor señal de que la situación económica ha cambiado, o por lo menos las expectativas y la percepción que tienen una parte de los ciudadanos. Ya hubo un primer anticipo la pasada Semana Santa, que se vio confirmado por los buenos datos de ocupación hotelera, si se compara con años anteriores. Ahora, con motivo del puente del Primero de Mayo, han vuelto las caravanas kilométricas, especialmente en el caso de la Comunidad de Madrid. Se trata efectivamente de un dato a tener en cuenta, que era impensable hace tan sólo unos meses. No obstante, eso no debe hacernos olvidar que seguimos dentro de una grave crisis, que los niveles de desempleo son elevadísimos, como lo demuestran tanto las estadísticas mensuales del paro registrado como los trimestrales de la Encuesta de Población Activa. Hace falta mejorar, y mucho. Las previsiones que ha hecho el Gobierno para lo que resta de este año y los próximos son buenas. Desde algunos sectores se han calificado incluso de muy optimistas. Ya veremos si se cumplen. De momento, son tan sólo eso, previsiones. Por ahora la realidad es ese cambio de percepción en una parte de los ciudadanos, que, bien porque están hartos de apretarse el cinturón, bien porque pueden, o bien por ambas cosas a la vez, han decidido darse una alegría. Y eso que el Gobierno no ha bajado los impuestos todavía, parece que eso va para largo, lo que nos permitiría tener más dinero en el bolsillo y reactivar el consumo. Ahora sólo falta que Montoro se estire de una vez por todas. Los contribuyentes se lo agradeceríamos y la economía también.