MENÚ
lunes 24 junio 2019
03:51
Actualizado

Otra vez Ucrania

Image

Tiempo de lectura 2 min.

25 de mayo de 2019. 21:30h

Comentada
Cástor Díaz Barrado 25/5/2019

Será bastante difícil estabilizar Ucrania y más difícil aún lograr el objetivo que ha explicitado el nuevo presidente de pacificar los territorios rebeldes en el este del país y recuperar, asimismo, los territorios perdidos. La disolución del Parlamento ucraniano responde más a intereses y estrategias internas que a la puesta en marcha de una política internacional coherente por parte del Presidente ucraniano. Los cambios que Volodimir Zelenski está realizando en el ejército y en la administración del Estado apuntan en esta dirección. Es una cuestión puramente interna pero que del resultado que obtenga el Presidente dependerá la posición y la fuerza que tenga el país en las negociaciones con Rusia y la Unión Europea. Zelenski, a pesar del buen resultado que obtuvo en las pasadas elecciones, carece de sólidos apoyos políticos y trata de encontrarlos a través de unas elecciones legislativas. Sería un primer paso para recuperar la confianza de los ciudadanos ucranianos en las instituciones y reforzar el papel del Estado.

De lograrlo estaría en buena disposición para afrontar el gran reto de Ucrania: la eventual quiebra del país. El tiempo también será un factor decisivo y el nuevo Presidente debe lograr sus objetivos lo antes posible. La situación de incertidumbre en Ucrania no puede mantenerse por más tiempo. Es una tarea de envergadura en poco tiempo. El resultado de las elecciones convocadas dirá en qué dirección apuntan las posiciones de la población de Ucrania. Pero, también, se podrá deducir si los ciudadanos están más preocupados por cuestiones como la corrupción y los abusos del poder o por la posición que debe ocupar Ucrania en el concierto internacional. Ambas cuestiones pueden preocupar simultáneamente a los ucranianos pero, sin duda, las primeras decisiones que se adopten, tras las elecciones, indicarán el predominio de uno u otro propósito. La Unión Europea debería estar atenta a lo que sigue aconteciendo en este país. La debilidad en el orden internacional que viene expresando esta Organización podría encontrar algún respiro con una postura más activa en el conflicto ucraniano. Ucrania es Europa e interesa a Europa.

Últimas noticias