Pellegrini, a lo grande

Cayó el Málaga ante el Barcelona, pero lo hizo a lo grande. Mantuvo lucha e igual a igual con los barcelonistas y ambos disputaron un partido en el que se vio una de las mejores sesiones futbolísticas de la presente temporada. Pellegrini, que triunfó en el Villarreal, lo llevó al subcampeonato de Liga por delante del Madrid y lo clasificó para la semifinal de Liga de Campeones, ha conseguido que en Málaga se le tenga el mismo respeto y admiración que ganó en El Madrigal. El equipo malagueño ha demostrado que puede jugar de igual a igual con el Barça y ofrecer un juego de calidad similar.

La eliminatoria de Copa tuvo en el primer acto el meritorio empate malacitano. En La Rosaleda también fue por delante el equipo barcelonés, como en la ida, y no se rindió. Tras la segunda igualada llegaron los momentos de inspiración barcelonista, apareció Iniesta y con el tercer tanto pareció que todo podía quedar resuelto. Pese a ello, no se rindió el conjunto andaluz y solamente cuando Messi, de cabeza, marcó el cuarto tanto se pudo dar por finiquitada la eliminatoria.

Gustó el Málaga porque juega sin complejos. Ese equipo, del que dijo Mourinho que nunca dirigiría, está agrandando la figura de Pellegrini. La semifinal Madrid-Barça tendrá todos los alicientes naturales y esta vez ambos jugarán con porteros suplentes. Como siempre, entre ambos volverá a renacer el deseo de revancha. El Real Madrid la necesita por su retraso en la Liga.

Posdata. Valdés se quiere ir y hay deseos de que Mourinho se vaya.