Y «Mou», ¿qué?

Sugieren los malpensados que Guardiola ha aceptado la oferta del Bayern, menos jugosa que los cantos de la Premier, para no encontrarse la próxima temporada con Mourinho en Mánchester o en Londres. En las Islas (británicas) no hay espacio para los dos... Guardiola ha solventado su futuro en mitad del año sabático y Mourinho prefiere mantener el suspense sobre el suyo; tiene firmado con el Real Madrid hasta 2016, pero es incapaz de garantizarlo. Para qué, si no va a continuar pase lo que pase en este curso (augurios de los idus antes incluso del 15 de marzo).

La elección de Guardiola ha caído como lluvia de mayo en Alemania y como un jarro de agua fría en Inglaterra. No le han cegado los millones de jeques y «abramovichs». Su idea futbolística, sólo transmutable del Barça a la Selección, está más próxima al Bayern que al Chelsea o al City.

Con Pep en el Bayern, Heynckes, 69 años, maneja la jubilación definitiva o la sucesión de Joachim Löw. Cuando antes de Navidad le propuso Hoeness la renovación, pidió tiempo para pensarlo y añadió que si entre tanto encontraban un técnico, lo entendería. En Alemania no extrañaría el cambio de seleccionador porque saben que Löw entra en los planes del Madrid. Si Mourinho se aclara, otro dilema resuelto.