MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
19:40
Actualizado

Cataluña no puede pagar sus pensiones

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2016. 03:31h

Comentada
12/6/2016

ETIQUETAS

En Cataluña saben o deberían saber que la situación financiera del territorio es prácticamente de quiebra. Endeudada hasta la asfixia, sin capacidad para financiarse en los mercados, mantiene los servicios públicos gracias a la necesaria solidaridad del resto del Estado. Los separatistas podrán vestir la ruina como quieran y siempre al servicio de alimentar su estrategia de inquina a España, pero la bancarrota seguirá ahí. Detrás de este colapso hay varias causas, pero todas ellas gravitan en torno a la manifiesta incapacidad de los últimos gobiernos catalanes, que envolvieron su nefasta gestión en la bandera separatista. Se ha mentido y no poco a los ciudadanos de Cataluña, y siguen en las mismas. LA RAZÓN informa hoy de la factura de las prestaciones sociales en la comunidad autónoma. El llamado Consejo Asesor para la Transición Nacional habló de una Seguridad Social con superávit en Cataluña y de un aumento de las pensiones tras la independencia al no tener que socorrer al resto del país. Pero no. Los números no cuadran porque son falsos. El crudo panorama es que Cataluña recibe en prestaciones de Empleo y Seguridad Social más de lo que aporta, En concreto, casi 20.000 millones más entre 2012 y 2016. Que los separatistas hablen de la comunidad como un contribuyente neto en estas partidas es parte de su monumental estrategia de manipulación. Juegan con el futuro de los ciudadanos y estos deben saber el peligro al que están expuestos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs