Editoriales

Con la Constitución sin condiciones

Los concejales que toman posesión en los más de 8.000 ayuntamientos que se constituyen deben acatar «expresamente» y de manera «incondicional» la Constitución. La Junta Electoral Central avisó expresamente de una condición que el ordenamiento explicita. El propósito es evitar la trapacería de la primera sesión de las Cortes en esta legislatura. Los separatistas han amenazado con repetir la burla y hacer lo que les venga en gana. El Estado debe imponer que los ediles no son tales si no cumplen el procedimiento exigido.

Publicidad