El chantaje de Cameron a la UE

La Razón
La RazónLa Razón

Las exigencias que ha presentado el primer ministro británico, David Cameron, a la UE son un claro ejemplo de chantaje. Él siempre se ha declarado europeísta, pero asegura que no podrá convencer a los euroescépticos de cara al referéndum de permanencia si no le dan lo que pide. Una negociación que parte de la amenaza no suele tener un buen pronóstico.