MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
02:23
Actualizado

La imagen de Barcelona paga la desidia de Colau

Tiempo de lectura 2 min.

22 de agosto de 2019. 22:44h

Comentada
22/8/2019

Ayer fue la Embajada estadounidense la que hizo público un aviso a sus ciudadanos sobre la inseguridad de Barcelona, pero, antes, la Prensa alemana y británica ya habían pintado a la capital catalana como «ciudad de ladrones», a raíz de los violentos asaltos sufridos por varios turistas. Ciertamente, la situación no es nueva, como demuestra el hecho de que los Mossos ya habían puesto en marcha, a mediados de abril, un plan de acción contra los grupos de menores inmigrantes (menas), muchos de origen magrebí, que, insensiblemente, han pasado de los pequeños hurtos a los robos con violencia. Son una minoría de los jóvenes tutelados por la Generalitat, de hecho, menos del 20 por ciento, pero tienen unos altísimos índices de reincidencia, favorecidos por nuestro sistema judicial. Barcelona también está viendo aumentar las reyertas con arma blanca, los homicidios relacionados con las drogas y, muy preocupante, las agresiones sexuales en plena calle contra las mujeres. Años de desidia, de hacer caso omiso a las advertencias de la Policía catalana y de la Guardia Urbana, siempre cuestionadas por la izquierda progresista de Ada Colau, han llevado a esta situación de alarma.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs