Magdalena Álvarez sigue; el PSOE calla

La Razón
La RazónLa Razón

El PSOE no se apeó ayer de su silencio oficial sobre el asunto ni después de que España pidiera oficialmente al BEI que aclare si Magdalena Álvarez puede seguir en la entidad tras ser imputada. El comisario europeo Joaquín Almunia pudo hacerlo, pero no se apartó de la consigna. «Tengo mi opinión, pero no estoy obligado a compartirla». El Gobierno se mueve para reconducir una situación insostenible que perjudica la imagen del país, mientras que el PSOE insiste en ponerse de perfil en un caso que le concierne. Esta actitud describe su escala de valores y de intereses en este asunto.