Calvo comparece en el Congreso: "El Open Arms nunca ha pedido venir a puerto español"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones comparece en un pleno extraordinario para informar sobre la gestión del Ejecutivo de la crisis del buque de rescate de la ONG Proactiva Open Arms

La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, este jueves durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso / Efe
La vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, este jueves durante su comparecencia ante el Pleno del Congreso / Efe

La vicepresidenta del Gobierno en funciones comparece en un pleno extraordinario para informar sobre la gestión del Ejecutivo de la crisis del buque de rescate de la ONG

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, comenzó su comparecencia extraordinaria en el Congreso de los Diputados recordando que “apenas alcanzamos los 15 meses de vida, incluidos los cuatro meses en funciones". Durante los 40 minutos de su comparecencia, Calvo dedicó buena parte de su tiempo a defender la política migratoria de su Ejecutivo, a recordar la primera decisión que tomó Pedro Sánchez al llegar a La Moncloa, la de acoger a los 600 migrantes del Open Arms, entre otras cuestiones.

Sobre el “Open Arms”, la vicepresidenta ha afirmado que el buque –que permaneció 19 días en el Mediterráneo a la espera de que Italia abriera su puerto- en “ningún momento” quiso venir a puerto español. Desde la oenegé argumentaron entonces la inviabilidad de poner rumbo a Algeciras al no poder realizar un viaje seguro que distaba de cuatro días en el tiempo. En la comparecencia, Calvo ha sacado pecho del ofrecimiento del Ejecutivo en funciones de acoger al “Open Arms” 16 días después de que comenzara la crisis humanitaria. Para la vicepresidenta, Pedro Sánchez respondió a la urgencia cuando la embarcación alertó de la situación “el 16 de agosto”. Calvo ha defendido que para su Gobierno “todas las vidas son iguales y la vida de los inmigrantes son vidas iguales”.

Desde la oposición, por el PP y por Ciudadanos se estrenaban por vez primera en la tribuna del Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo e Inés Arrimadas. La portavoz popular inició su intervención tachando a Calvo de “ofender la inteligencia de los españoles” y exhibir “el mal Gobierno”. En cuanto al hecho de que finalmente Pedro Sánchez no haya acudido al Congreso en sesión extraordinaria para responder él mismo por la crisis, Cayetana Álvarez de Toledo ha asegurado que “Sánchez solo da la cara cuando sus rasputines le dicen que toca posado fotográfico”. Además, ha acusado al Gobierno de usar los “migrantes para ganar votos” y ha comparado la política migratoria italiana con la española. “El sanchismo y el salvinismo son las dos caras de la misma manera”. Por su parte, la portavoz de la formación naranja Inés Arrimadas ha interrogado en sus diez minutos de intervención en la tribuna por el contenido de la política migratoria del Gobierno. “Ustedes no tienen política de inmigración. Nos gustaría saber como van a luchar con las mafias”.

El foco de la intervención se colocaba sobre Podemos, por la actitud crítica o la rebaja en el tono que su partido iba a usar justo cuando restan 24 días para la disolución de las Cortes. Precisamente desde el Gobierno admitían en estos días que el hecho de que Unidas Podemos con sus votos haya forzado la comparecencia de la ministra, no era una buena señal de cara a las posteriores negociaciones. La encargada de mostrar la posición del grupo morado ha sido la portavoz Noelia Vera, que advirtió desde el primer momento que “no quería ser muy dura con el Gobierno”. En la tribuna ha interpelado a todos los diputados por, a su juicio, debatir “si es oportuno o no rescatar personas porque es un debate cerrado, al ser una obligación internacional”. La portavoz morada, visiblemente emocionada se ha preguntado por cual ha sido el motivo que ha cambiado la política migratoria del Gobierno en tan solo un año, haciendo referencia a cuando nada más llegar al Gobierno acogieron a los migrantes del Aquarius. “ ¿Qué ha pasado en solo un año?, se ha preguntado. Desde IU, Enrique Santiago ha pedido al gobierno que “la vida de los inmigrantes no puede depender de la voluntad del Gobierno de turno. Pedimos al Gobierno de España que no se le ocurra abrir un procedimiento sancionador al Open Arms por haber salvado más de 160 vidas. Sería una infamia".

En su turno de palabra, el presidente de Vox, Santiago Abascal ha pedido explicaciones por el hecho de que “un buque con actividad ilícita haya protagonizado un chantaje contra el ministerio del Interior italiano y contra la soberanía española”. El líder de Vox ha pedido perdón a Salvini por el “ataque a su soberanía” y ha pedido al Gobierno a que "terminen con el efecto llamada".