«Se están acabando las barbas y vienen los bigotes»