La Audiencia Nacional investiga la presencia de un espía ruso en Cataluña durante el 1-O

El juez García Castellón ha abierto un procedimiento para esclarecer si la presencia del supuesto espía se debió a un intento de desestabilizar la situación en España aprovechando los días claves del desafío soberanista.

La Audiencia Nacional investiga la presencia en Cataluña durante la semana crítica del referéndum ilegal del 1-O de 2017 de un agente ruso de Inteligencia. El magistrado Manuel García Castellón –instructor de la causa por delitos de terrorismo contra siete integrantes los Comités de Defensa de la República (CDR)– ha abierto un procedimiento, según informó El País y confirmaron fuentes jurídicas, para esclarecer si la presencia del supuesto espía, que opera bajo el pseudónimo de Sergey Vyacheslavovich Fedotov– se debió a un intento de desestabilizar la situación en España aprovechando los días claves del desafío soberanista.

Algunas fuentes consultadas desvinculan por ahora esta investigación de la que permanece abierta contra los integrantes del Equipo de Respuesta Táctica (ERT) de los CDR. Sin embargo, fuentes de la investigación sí apuntan a supuestos vínculos con los Comités de Defensa de la República.

Agentes sobre el terreno

El agente ruso al que sigue el rastro la Comisaría General de Información de la Policía –encuadrado en la Brigada 29155, el Departamento Central de Inteligencia (GRU) al que entregó el testigo la KGB– es además uno de los sospechosos del envenenamiento del espía Sergei Skripal y de su hija Julia en Reino Unido en marzo del pasado año. A esta brigada se le investiga además en varios países europeos por intentos de desestabilización en la última década.

El portal de investigación Bellingcat ya informó el pasado febrero de la doble presencia de este agente ruso en Cataluña, ambas en Barcelona. La primera, en noviembre de 2016 y la segunda, entre el 29 de septiembre, 48 horas antes del 1-O, y el 9 de octubre de 2017.

Los integrantes de la Brigada 29155 están especializados en actos de sabotaje y en acciones que buscan desestabilizar a través de hackeos informáticos masivos o a través de la difusión de noticias falsas.

Ahora, los agentes de la Comisaría General de Información indagan en el papel que pudo jugar Sergey Fedotov en la semana clave del proceso soberanista en Cataluña.

El magistrado García Castellón –que el pasado miércoles ratificó la prisión provisional de cuatro de los CDR detenidos en septiembre tras anularla la Sala de lo Penal por indefensión– ha acordado el secreto de las actuaciones. El juez de la Audiencia Nacional también investiga por delitos de terrorismo a Tsunami Democràtic, otra de las organizaciones que impulsaron las protestas que sumieron a Barcelona en una semana de violencia y disturbios tras darse a conocer la sentencia del «procés».