Vox dice que le corresponden dos puestos en la Mesa del Congreso y que no tiene “nada que negociar” con el PP

Reclaman una vicepresidencia y una secretaría por ser la tercera fuerza política y presentarán también candidato a la presidencia.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha participado esta mañana en la jornada de puertas abiertas del Congreso donde se ha tenido que hacer numerosas fotos y ha recibido abrazos y personas que les pedían que sean más duros. "¿Más?", preguntó sorprendido Espinosa de los Monteros.

Vox cuenta con 52 escaños y al ser la tercera fuerza parlamentaria asegura que le corresponden dos puestos en la Mesa del Congreso y, por tanto, no tiene "nada que negociar" con el PP ante las votaciones para la elección del órgano de gobierno de la Cámara.

Los miembros de la Mesa del Congreso se elegirán el próximo martes, día en que se constituirá la nueva Cámara tras las elecciones del pasado 10-N. El PSOE y Unidas Podemos han promovido un veto a Vox en este órgano, al que el PP rechazó sumarse. "Es verdad que hay una alianza de todos contra Vox para intentar evitar que lo tradicional y lo normal se produzca. Si el PP quiere o no unirse, no tenemos mucho que negociar", afirmó Espinosa de los Monteros.

De este modo, el dirigente de Vox dejaba entrever que no buscarán el apoyo de los populares y que se limitarán a votar a sus propios candidatos para intentar obtener los dos puestos que aritméticamente les corresponderían si no hubiera alianzas en su contra: "No tenemos nada que negociar, somos la tercera fuerza, tenemos 52 escaños y nos corresponderían una vicepresidencia y una secretaría", indicó. Vox como ya hizo la breve legislatura pasada también presentará candidato a la presidencia de la Mesa aunque aún no han revelado quiénes son sus candidatos. En otra ocasión fue el diputado Ignacio Gil Lázaro -anteriormente del PP- a quien propusieron para lograr dichos puestos en la Mesa y solo logró los 24 apoyos de la bancada de Vox.

Investidura

Respecto a las negociaciones entre el PSOE y ERC para la investidura de Pedro Sánchez, Espinosa de los Monteros destacó que ahora los socialistas están "en una posición de mayor debilidad" y con una "menor capacidad de negociación". Por eso, según indicó Espinosa de los Monteros eso hace que sea "mucho más peligrosa" la "presencia de Podemos" en un Gobierno y el apoyo de los independentistas.