Política

Sánchez se erige en “jefe de Estado” en la Cumbre del Clima

Tendrá una frenética agenda de más de ocho horas con líderes internacionales. Felipe VI no acudirá hasta el último día a Ifema y hará hoy una recepción en el Palacio Real.

Hay un traje en el que Pedro Sánchez se siente especialmente cómodo. Su perfil de líder europeo en el exterior es el que más y mejor ha cultivado desde que llegara a La Moncloa en 2018. Lideró la acogida de inmigrantes con el buque «Aquarius», escasos días después de estrenar el cargo; estrechó lazos con Emmanuel Macron y Angela Merkel; enarboló el reconocimiento europeo a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela y, hace apenas un mes, ofreció Madrid como sede para albergar la Cumbre del Clima de la ONU tras cancelarse su ubicación en Chile por los disturbios. Para Sánchez, que ha elevado la Transición Ecológica a rango de ministerio y ha ubicado la lucha contra el cambio climático como una de sus líneas prioritarias de actuación gubernamental, ejercer de anfitrión de la cumbre tiene una importancia especial y, a pesar de que la Presidencia de la misma sigue recayendo en Chile, el jefe del Ejecutivo en funciones acaparará todo el protagonismo en la jornada inaugural que tendrá lugar hoy en Ifema.

Publicidad

Sánchez desarrollará una apretadísima y maratoniana agenda de ocho horas de encuentros e intervenciones, digna de un jefe de Estado, que arrancará con su llegada a las 8:30 horas a la Feria de Madrid. La actividad comenzará con una foto con los presidentes de las instituciones europeas y a continuación se reunirá con los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea. En el marco de estas reuniones también tendrá una bilateral con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. A las 10:00 participará en el saludo de bienvenida a los jefes de Estado y de Gobierno y media hora después intervendrá en la ceremonia inaugural junto al portugués. No será su única intervención ya que también presidirá y presentará un diálogo de líderes sobre los planes nacionales para incrementar la ambición para 2020. Tras ofrecer un almuerzo a todos los jefes de Estado y de Gobierno se reunirá con los de los países de América Latina.

El hito de mayor repercusión informativa tendrá lugar a partir de las 16:40, cuando ofrecerá una rueda de prensa junto a Guterres. Esto supondrá su reaparición ante la prensa, 18 días después de responder por última vez preguntas de los periodistas. Fue en Moncloa, también con un marcado acento exterior, cuando recibió al nuevo presidente del Consejo Europeo, Charles Michel el 14 de noviembre. Cuatro días después de las elecciones y tras firmar su preacuerdo con Unidas Podemos, Sánchez defendió las bondades de su alianza con Pablo Iglesias y circunscribió el diálogo con el independentismo a la mesa de partidos que existe en el Parlament y que Torra ha convocado para este jueves. Ahora, sin embargo, estas conversaciones con los soberanistas de cara a su investidura están avanzado en el Congreso de los Diputados, con sendas reuniones el martes con JxCat y ERC. El PSOE busca granjearse el apoyo de estos últimos para una investidura que quieren celebrar antes de Navidad, aunque las reticencias de los republicanos la postergan como pronto hasta enero.

El líder socialista no ha respondido a preguntas desde entonces y ha evitado el desgaste por la sentencia del «caso de los ERE» o por retomar las negociaciones con los republicanos, a quienes en su día descartó porque «no son de fiar» y porque «España no puede depender de los partidos soberanistas». Este rol lo han asumido otros puntales del Gobierno, como el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, que se encargó de dar la reacción oficial al fallo judicial que afectaba a los ex presidentes de la Junta de Andalucía o de lanzar guiños en público a ERC, asegurando que sí existe un «conflicto político en Cataluña».

El Rey, en paralelo

El cierre de la maratoniana agenda de Sánchez como anfitrión de la jornada inaugural de la Cumbre del Clima será con su participación en la recepción oficial que ofrecerán los Reyes en el Palacio Real para todos los asistentes. En paralelo a la hiperactividad del presidente en funciones en Ifema, el Rey desarrollará su propia agenda también cargada de reuniones y almuerzos. Felipe VI se reunirá entre hoy y mañana con los principales mandatarios extranjeros que asistirán a la apertura de la cumbre, entre ellos, cuatro presidentes iberoamericanos y la de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi.

Publicidad

Don Felipe se reunirá con el presidente de la República Dominicana, Danilo Medina y el de Ecuador, Lenín Moreno, ambos en el Palacio Real. El martes, ya en Zarzuela, será el turno de Pelosi, a la que acompañará una delegación de la Cámara Baja. Las reuniones bilaterales proseguirán con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y con el de Argentina, Mauricio Macri, quien el 10 de diciembre cederá el poder a Alberto Fernández. Don Felipe no asistirá a esta toma de posesión porque está previsto que ese mismo día arranque la ronda de contactos con los partidos para la investidura. Felipe VI también se verá con Guterres, con el presidente de Austria, Alexander van der Bellen, y con el gran duque Enrique de Luxemburgo, a quien ofrecerá un almuerzo. La ronda de encuentros del Rey se completará el miércoles con el presidente electo de Guatemala, Alejandro Giammattei.