¿Quién es Suleimani?: El poder en la sombra de los ayatolás elevado a mártir

Asesinado por Estados Unidos, era el militar iraní más popular del país artífice de la estrategia regional de la república islámica

Un niño iraní muestra una pancarta con la cara del militar Soleimani
Un niño iraní muestra una pancarta con la cara del militar SoleimaniVahid SalemiAP

El poder del finado comandante iraní, Qassim Suleimani, de 62 años, es tan grande que abarca tanto el terreno político como militar y sus tentáculos se extienden por toda la región de Oriente Medio. Máximo líder de la Fuerza Quds, ha actuado como una especie de embajador defendiendo los intereses de Irán. En las dos últimas décadas, Suleimani había creado una red de ponderosas milicias armadas que se extendía hasta Líbano, a las puertas de Israel.

Suleimani empezó su carrera militar en la década de los 80, durante la guerra entre Irak e Irán, cuando comandó una división iraní. Fue entonces cuando ascendió meteóricamente y desde la década de los noventa en la Guardia Revolucionaria hasta convertirse en 1998 en el jefe de las Fuerzas Al Quds, que se encarga de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución. Desde entonces y siempre a la sombra, Suleimani ha comandado ataques de sus fuerzas en Tailandia, la India, Nigeria y Kenia, además de en Siria, Irak y Afganistán.

Suleimani es considerado por muchos como el estratega que fue capaz de aprovechar la oportunidad creada por la invasión estadounidense de Irak que derrocó a Saddam Hussein, así como la guerra contra el Estado Islámico en Siria e Irak, para expandir la influencia de Teherán en la región, ya que la presencia en el terreno de las milicias chiíes entrenadas por Irán -a través de las fuerzas comandadas por él- fue fundamental para la derrota del Estado Islámico entre 2014 y 2017.

El general iraní fue artífice en la formación del actual Gobierno iraquí, participando en las negociaciones políticas de 2018. A Suleimani también se le debe el éxito militar de Bachar Al Asad que supo reponerse de inmediato cuando parecía que estaba perdiendo la guerra en favor del Ejército de Liberación respaldado por Estados Unidos.

El hombre clave contra el yihadismo

Tanto para sus partidarios como para sus detractores, el general Suleimani es el hombre clave de la influencia iraní en Oriente Medio, que desempeñó un papel importante en la lucha contra las fuerzas yihadistas, y reforzó el peso diplomático de Teherán, sobre todo en Irak y Siria, dos países donde Estados Unidos está implicado militarmente.

El reputado jefe de las Fuerzas Al Quds ha movido los hilos en la sombra de los asuntos más destacados de la región como en la guerra contra el grupo terrorista del Estado Islámico, el referéndum de independencia en Kurdistán iraquí, o en la formación del nuevo Gobierno en Irak.

Suleimani fue un poder en la sombra hasta que comenzó a aparecer en fotografías y titulares de prensa tras el inicio del conflicto en Siria en 2011, Cada vez que ocurría algún asunto remarcable en los países de influencia de Iran, como Irak, Siria, Yemen o el Líbano, Suleimani se reunía con las distintas partes y definía la línea a seguir, siempre en reuniones secretas.

Asesor de Hezbolá

Recientemente, el extinto líder de las Fuerzas Al Quds reconoció en una entrevista exclusiva de la televisión iraní que había estado en el Líbano asesorando a Hezbolá durante del conflicto israelí-libanés del verano de 2006. No es la primera vez que el «número dos» de Irán había estado en el punto de mira de la inteligencia internacional, especialmente la CIA o el Mossad.

Entre aquellos incidentes en los que fallaron el tiro están un accidente de avión de 2006 que mató a otros agentes militares en el noroeste de Irán y un bombardeo en 2012 en Damasco en donde murieron asesores de Bachar Al Asad. Más recientemente, circularon rumores en noviembre de 2015 de que Suleimani había sido asesinado o herido de gravedad cuando dirigía a fuerzas leales al «rais» sirio mientras luchaban alrededor de Alepo, en el norte del país.

El general iraní es un verdadero «influencers» con numerosos seguidores en su cuenta de Instagram. De hecho, en los últimos años, su perfil creció enormemente en Irán hasta ser considerado como un héroe de guerra y un veterano implacable que, durante sus años en el conflicto contra Irak, ascendió a comandante de división con menos de 30 años de edad.

Según un estudio publicado en 2018 por la empresa demoscópica IranPoll y la universidad de Maryland, el 83% de los iraníes encuestados tenía una opinión favorable de Suleimani, mejor opinión que sobre el presidente Hasan Rohani y del ministro de Relaciones Exteriores Mohamad Javad Zarif. En Occidente es visto como una figura clave en las relaciones de Teherán con grupos armados y terroristas como el Hezbolá libanés y el Hamas palestino.

El rol protagónico que ha ejercido el general Suleimani en la región anticipa que su muerte va a provocar una fuerte sacudida en los países en los que Irán y Estados Unidos compiten por establecer su influencia. El fín abrupto del militar abre un interrogante inquietante en un inflamable Oriente Medio.