MENÚ
martes 23 octubre 2018
15:59
Actualizado
  • 1

Fernando Ocáriz, nuevo prelado del Opu Dei

Ha sido elegido entre 194 electores.

  • Fernando Ocáriz
    Fernando Ocáriz
C. del Vaticano.

Tiempo de lectura 2 min.

24 de enero de 2017. 04:06h

Comentada
C. del Vaticano. 23/1/2017

ETIQUETAS

Después de tan sólo dos días, el Opus Dei tiene nuevo Prelado. Se trata de Mons. Fernando Ocáriz, de 73 años, nacido en París pero quien ha vivido toda su vida en España. La noticia se dio a conocer pasada la medianoche de hoy y tras recibir el visto bueno del Papa Francisco, como es tradición.

Después de que Monseñor Javier Echevarría falleciera el pasado 12 de diciembre en Roma a los 84 años tras una infección pulmonar, el sábado comenzó el proceso de elección del que es ya el tercer sucesor directo de san Josémaría Escrivá de Balaguer, uno de los hombres más importantes en la historia de la Iglesia católica.

Ocáriz siempre fue uno de los candidatos a suceder a Echevarría dado que además él mismo lo situó como su segundo de abordo hace pocos años. De hecho, fue nombrado por él mismo Vicario Auxiliar de La Obra.

El nuevo responsable del Opus Dei es el más joven de ocho hermanos y estudió en Barcelona. Tiene fama de ser un gran teólogo y conoce perfectamente el engranaje del Opus Dei. Muchos son los que aseguran que posee grandes dotes de mando y que le gusta abordar los problemas de fondo.

El nuevo prelado fue elegido de entre 194 electores: 100 laicos (38 mujeres y 62 hombres) y 94 sacerdotes. Precisamente, son estos últimos, procedentes de 45 países, los que cumplen los requisitos para ser nombrados. Y es que la elección del Prelado tenía que recaer necesariamente sobre un sacerdote, con 40 años de edad cumplidos, que fuese miembro del Congreso electivo y que lleve al menos 10 años incorporado a la Prelatura y cinco como sacerdote.

La elección se ha realizado como está establecido: respetando lo manifestado en los estatutos en los que se describe, por ejemplo, cuáles deben ser las condiciones humanas, espirituales y jurídicas que ha de reunir el Prelado.

Entre estas condiciones están la caridad, la prudencia, la vida de oración, el amor a la Iglesia y a su Magisterio y la fidelidad al Opus Dei; poseer una profunda cultura, tanto en las ciencias eclesiásticas como civiles, y tener adecuadas dotes de gobierno pastoral. De esta manera, el Opus Dei, sin duda una de las realidades más importantes de la Iglesia con presencia en todos los ámbitos de la sociedad, dará inicio a una nueva fructífera etapa.

Últimas noticias