MENÚ
jueves 16 agosto 2018
06:04
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Francisco: «El marxismo se equivoca al negar a Dios»

Ha prologado un libro que recoge textos sobre fe y política de Benedicto XVI. Critica duramente el marxismo y la ideología de género.

  • Francisco: «El marxismo se equivoca al negar a Dios»

Tiempo de lectura 4 min.

12 de mayo de 2018. 03:13h

Comentada
Álvaro de Juana C. del Vaticano. 12/5/2018

El Papa Francisco ha escrito el prólogo a un libro que recoge un importante número de textos de Benedicto XVI sobre la fe y la política y en el que critica duramente el marxismo y la llamada ideología de género.

En «Liberar la libertad. Fe y política en el tercer milenio» de la Editorial Cantagalli, Bergoglio advierte una vez más de las «colonizaciones ideológicas» que llevan a la «autodestrucción del hombre». «La relación entre la fe y la política es uno de los grandes temas que siempre ha estado en el centro de la atención de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI, y atraviesa todo su camino intelectual y humano: la experiencia directa del totalitarismo nazi lo llevó, como joven estudioso, a reflexionar sobre los límites de la obediencia al Estado a favor de la libertad de la obediencia a Dios», escribe Francisco en el libro.

El Papa actual destaca que se da un «profundo contraste» en la «diferencia abismal que subsiste en relación con la manera en la que la redención debe suceder» y se pregunta: «¿La redención se da mediante la liberación de cualquier dependencia, o la única vía que lleva a la liberación es la completa dependencia del amor, dependencia que sería luego la verdadera libertad?».

En este sentido, Francisco asegura que lo que hace 30 años escribió el Papa emérito está hoy más vigente que nunca: «Se vuelve a presentar la misma tentación del rechazo de cualquier dependencia del amor que no sea el amor del hombre por el propio ego, por “el yo y sus deseos”; y, como consecuencia, el peligro de la “colonización” de las conciencias por parte de una ideología que niega la certeza profunda según la cual el hombre existe como varón y hembra, a quienes ha sido asignada la tarea de la transmisión de la vida».

Se trata de una ideología «que llega a la producción planificada y racional de seres humanos y que –tal vez por algún fin considerado “bueno”– llega a considerar lógico y lícito cancelar lo que ya no se considera creado, donado, concebido y generado, sino hecho por nosotros mismos».

El Papa sostiene que «estos aparentes “derechos” humanos, que se orientan hacia la autodestrucción del hombre tienen un único común denominador que consiste en una única gran negación: la negación de la dependencia del amor, la negación de que el hombre es criatura de Dios, hecho amorosamente por Él a Su imagen y a quien el hombre anhela como la cierva a los manantiales», denuncia. Manifiesta que «cuando se niega esta dependencia entre criatura y creador, esta relación de amor, se renuncia en el fondo a la verdadera grandeza del hombre, al bastión de su libertad y de su dignidad».

No es la primera vez que el Papa Francisco habla del marxismo. En una de las primeras entrevistas que concedió en su pontificado afirmó que el marxismo «es una ideología equivocada». En otra ocasión, quiso dejar claro que «son los comunistas los que piensan como los cristianos», y al ser preguntado sobre si le gustaría una sociedad de inspiración marxista, respondió: «Cristo ha hablado de una sociedad donde los pobres, los débiles y los excluidos sean quienes decidan. No los demagogos, los barrabás, sino el pueblo, los pobres, que tengan fe en dios o no, pero son ellos a quienes tenemos que ayudar a obtener la igualdad y la libertad».

Sobre la ideología de género, a pesar de que hay quien dice que el Papa no la desprecia o la combate lo suficiente, lo cierto es que es todo lo contrario: advierte a menudo de sus peligros y critica las pretensiones de quiénes la promueven. «Hoy a los niños, en la escuela se les enseña esto: que el sexo cada uno lo puede elegir. ¿Y por qué enseñan esto? Porque los libros son de las personas e instituciones que te dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Esto es terrible», dijo en una ocasión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs