La unidad se tuitea en latín

El Papa estrena su cuenta de Twitter en la lengua oficial del Vaticano invitando a los cristianos a buscar la comunión en la justicia y la oración

En «Paginam publicam breviloquentis» (Twitter, según la traducción al latín del Vaticano) ya puede leerse el primer mensaje del Papa en esta lengua. Poco después del rezo del Ángelus de ayer, Benedicto XVI escribió su primer «tuit»: «Unitati integre studentes quid iubet Dominus? Orare semper, iustitiam factitare, amare probitatem, humiles Secum ambulare». Los 121 caracteres están inspirados en la semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra del 18 al 25 de enero, y su traducción al castellano es: «¿Qué nos pide el Señor para contribuir a la unidad de los cristianos? Orar constantemente, practicar la justicia, amar la bondad y seguirlo».

Su mensaje en lengua latina llegó a los cerca de 7.500 seguidores de su cuenta, que da la bienvenida con este texto: «Tuus adventus in paginam publicam Summi Pontificis Benedicti XVI breviloquentis optatissimus est», que significa «Bienvenido al Twitter oficial de Su Santidad Benedicto XVI». En total, los «tuits» papales en los nueve idiomas distintos en los que están disponibles tienen más de 2,5 millones de seguidores.

En su mensaje antes del Ángelus, el Pontífice destacó que una de las «culpas más graves» que «afean» a la Iglesia son las divisiones «históricas» que separan a los cristianos y que «aún no han sido superadas». La semana de oración por la unidad de los cristianos, que se celebra estos días, es un momento que «despierta» el «deseo espiritual» de los creyentes para lograr la «plena comunión» entre las distintas Iglesias cristianas, comentó el obispo de Roma. Para lograr este objetivo animó a los fieles a que recen con este propósito. También instó a orar «por la paz», para que cesen los diversos conflictos abiertos, se extinga «todo tipo de violencia» y se tenga valentía para dialogar.

Carta a los lefebvrianos

En el marco de la semana de oración por la unidad de los cristianos, el Vaticano ha enviado una carta a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X en la que insiste que esta comunidad fundada por el arzobispo cismático Marcel Lefebvre sigue teniendo abiertas las puertas de Roma. La misiva, firmada por el arzobispo Joseph Agustine Di Noia, vicepresidente de la Pontificia Commisión Ecclesia Dei (el organismo vaticano encargado de negociar con los «lefebvrianos»), asegura que el Papa está «extremadamente deseoso» de que se superen las «tensiones existentes» entre la Iglesia y la Fraternidad.