MENÚ
martes 22 enero 2019
07:44
Actualizado

El secretario de los obispos cree que «el Gobierno debió ser más prudente con la exhumación»

Luis Argüello considera que el Decreto Ley para trasladar los restos de Franco del Valle de los Caídos se hizo «sin tener en cuenta todas las implicaciones».

  • Luis Argüello
    Luis Argüello / Alberto R. Roldán
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

10 de enero de 2019. 09:02h

Comentada
Elena Genillo.  Madrid. 9/1/2019

Asegura que no ha hecho la cuenta de cuántos días lleva en el cargo, pero Luis Argüello cumple hoy 50 días como secretario de los obispos. Si bien admite que una de las tareas más difíciles tiene que ver «con lo que los periodistas plantean», aceptó recibir a LA RAZÓN. Y eso que se ha estrenado como portavoz en una época de grandes retos para la Iglesia.

El Papa, en su mensaje a los embajadores, mostró su preocupación ante el auge de populismos y nacionalismos. ¿Cree que España se ha sumado a esa ola que está emergiendo en Europa?

España vivió en el corazón de la crisis económica un surgimiento de indignados que dio pie a un populismo que podríamos llamar de izquierdas y, quizá ahora, estamos pudiendo asistir al surgimiento de otra indignación a la hora de la problemática de la cuestión nacional, del hartazgo de lo políticamente correcto, de la dificultad a la hora de integrar a los que vienen de fuera.

En febrero acudirán los presidentes de las Conferencias Episcopales a Roma para tomar medidas eficaces contra los abusos. ¿Está haciendo bien los deberes la iglesia española en este asunto?

La iglesia española está cumpliendo las tareas que se nos ha encomendado. Entre otras cosas, lo que se nos pide es que pongamos en común lo hecho a lo largo de estos últimos años. Muchas de las cosas que nos están pidiendo tienen que ver más con tareas de prevención, con tareas formativas, con tareas de salir al paso de delitos con la colaboración de las autoridades civiles.

A la comisión creada por la iglesia española para actuar contra estos delitos se le ha achacado que no cuenta con víctimas ni psicólogos ni docentes ¿Fue lo más acertado?

Los miembros de esta comisión es verdad que tienen un perfil fundamentalmente jurídico y pastoral, pero también se ha puesto en contacto con otras realidades de la Iglesia. Es evidente que muchos de los obispos han tenido encuentros con personas que hace años, más lejos o más cerca, han podido sentirse víctimas de algunos de estos abusos, y estas experiencias se están recogiendo. Es cierto que no hemos hecho una asamblea con las víctimas. Pero, digámoslo también, es probable que algunas de las personas afectadas hubieran tenido el deseo de algún encuentro grupal, pero yo pienso que muchas otras desean ser escuchadas en un ámbito más intimo. Esto hay que tenerlo en cuenta.

Llama la atención que en España no se hayan producido casos de relevancia como en otros países. Además de por la vergüenza a denunciar, ¿pudo haber silencio cómplice?

O puede que lo que haya ocurrido es que los casos sean pocos. Es decir, lo mismo los casos no son muchos, lo cual no quita gravedad a los que han sido. Puede ser también que se produzca esta situación de silencios cómplices o de vergüenza, pero no dejan de ser especulaciones. Pero lo que podemos ver es que los casos que en los últimos años han llegado a los juzgados, solo 33 han afectado a clérigos. Sin embargo, a nosotros nos preocupan todas las víctimas. Por eso, nos duele tanto que haya una especie de efecto contagio en la opinión publica que haga que las familias y los niños desconfíen de lo que la Iglesia pueda hacer y que, en el conjunto de la sociedad, la Iglesia pierda la autoridad moral para poder, junto con otros cuidadanos, implicarnos en la tarea de hacer frente a todo tipo de abusos.

El Vaticano dijo que la exhumación de Franco concierne a la familia, al Gobierno y a la iglesia local. ¿Se han puesto en contacto con el prior del Valle, quién parece tener la última palabra, para tratar de desencallar la situación?

Me consta que don Carlos Osoro ha tenido encuentros con los diversos sectores afectados.

¿A la Iglesia le parece la mejor opción la que plantea el Gobierno?

Creo que, seguramente, el Gobierno sacó un Decreto Ley sin caer en la cuenta de todas las implicaciones, porque había una decisión fuerte de exhumar pero sin tener claro dónde inhumar. Incluso en el propio decreto de agosto se reconocía a la familia un derecho de poder inhumar los restos del general Franco en un sitio u otro. Luego apareció la cuestión de la Almudena y ha complicado más las cosas. Porque es verdad, y yo creo que forma parte de nuestra cultura española, que tocar a los muertos es algo delicado. En este caso, además, hablamos de alguien con una significación singular en la reciente historia de España. Por eso, seguramente, se deberían haber dado pasos con mayor prudencia. Una vez que las cosas han sido como han sido, llegamos una vez más a los tribunales para que tengan que ser ellos los que resuelvan.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs