Actualidad

“Leonardo da Vinci: Los Rostros del Genio”: hay más de lo que nuestros ojos ven.

Con ocasión del quinto centenario del fallecimiento de Leonardo da Vinci, el Palacio de las Alhajas de Madrid alberga hasta el 19 de mayo la exposición “Los Rostros del Genio”, que conmemora al artista florentino, destacando sus multiples facetas.

A pesar de ser comúnmente conocido como un genio universal por su dominio tanto de las artes como de las ciencias, la carrera de Leonardo da Vinci ha navegado en aguas turbulentas, reflejando la historia de un hombre célebre por no concluir los cargos y despreciado en su momento por su espíritu curioso e investigador. Por medio de las memorias de aquellos que le acompañaron en su camino, como su maestro Andrea del Verrocchio y el pintor contemporáneo Sandro Botticelli, “Los Rostros del Genio” propone un viaje transversal en el universo leonardiano, en el cual “hay más de lo que nuestros ojos ven”, como señala su comisario Christian Gálvez, experto mundial en la figura de da Vinci.

Publicidad

La exposición está acreditada por Leonardo DNA Project, proyecto internacional que tiene como objetivo encontrar ADN no corrupto de Leonardo, con el propósito de resolver desde una perspectiva científica dudas pendientes entorno a su perfil.

Repartido en tres plantas, el espacio expositivo se compone de instalaciones audiovisuales, aplicaciones de realidad virtual o aumentada y otros recursos interactivos que contribuirán en sumergir al público en las ambigüedades que envuelven a da Vinci. Asimismo, el visitante podrá contemplar apuntes de Leonardo junto a reproducciones de las máquinas ideadas por el mismo maestro, desde el tornillo aéreo, precursor del helicóptero, hasta el coche de ballestas, cuyo diseño es considerado el primer prototipo de automóvil de la historia.

Entre las obras expuestas destaca la Tavola Lucana, colocada intencionalmente al final del recorrido, ya que se le considera el verdadero autorretrato del maestro. La obra, que ha influenciado la iconografía del maestro desde 1519 hasta el siglo XIX, fue descubierta en 2009 por el historiador italiano Nicola Barbatelli. La Tavola Lucana invita al espectador a enfrentarse al rostro de un hombre que, desafiando los dogmas de su época, conectó disciplinas y saberes heterogéneos entre si.

Publicidad

“Podéis disfrutar la exposición de una manera anárquica o seguir un recorrido previamente marcado. Lo importante es que nunca dejéis de ser ese niño que en su momento no sabemos si fue un genio. Aquí váis a ver a un Leonardo en pantalones vaqueros: la historia de un ser humano que fracasó en Florencia, en Milán, en Roma, en Venecia y que terminó triunfando en Francia y que, sin embargo, hoy en día se le recuerda, se le desea y se le conmemora” ha afirmado Christian Gálvez.

Este es el reto que se plantea “Los Rostros del Genio”: explorar las sombras que se esconden detrás del artista florentino, de su efigie de carne y hueso, con sus victorias y sus fracasos, sin dejar de homenajear su talento y su polimatía. Todos admiran al genio, vamos a conocer al hombre.

Publicidad