Dr. Javier Downey: “El paciente crecerá sin llevar un dispositivo que deje marcas”

Entrevista al Doctor del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla

Entrevista al doctor Dowhey en Quiron Sagrado Corazon
Entrevista al doctor Dowhey en Quiron Sagrado CorazonManuel OlmedoManuel Olmedo

1. ¿Qué es el alargamiento de huesos? ¿Para qué se practica?

El alargamiento de huesos o en términos médicos, la distracción ósea, se realiza, sobre todo, para corregir una discrepancia de longitud de las extremidades, provocada por causa congénita o adquirida. En este caso concreto se trata de un aumento de estatura por talla baja constitucional o talla baja familiar. Se realiza para aumentar la estatura de una persona.

2. ¿En qué tipo de paciente se suele llevar a cabo?

Se realiza en una persona que está descontenta con su talla. Realmente, no hay una talla concreta. Una persona de 1,50 metros puede sentirse bajita, cosa que todos percibiríamos pero, otra de 1,70 metros también puede tener esa misma percepción. A esto se le llama disforia de estatura, estar descontento con la talla. A pesar de ello, donde más se realiza es en pacientes con displasia ósea (acondroplasia, hipocondroplasia) para llevarles a una estatura poblacional normal.

3. ¿Qué diferencias hay con respecto a la técnica utilizada con anterioridad?

Anteriormente, para alargar un hueso, teníamos que colocar un sistema se fijación externa: o circular (Ilizarov) o monolateral. Este sistema va anclado al hueso mediante agujas o tornillos. Estos, según se iba alargando el hueso, iban asimismo rasgando la piel y los músculos, provocando muchas infecciones, rigideces e intolerancias por parte del paciente. Por todos estos motivos, una persona sin una patología, no quería realizarse el alargamiento óseo para aumentar de estatura.

4. ¿En qué consiste este nuevo procedimiento?

Exactamente, en introducir un clavo en el interior del fémur o tibia, cortar el hueso y alargar el clavo.

5. ¿Qué tipo de clavo se utiliza en este tipo de intervenciones?

Se usa uno electromagnético ya que éste es el que proporciona mayor control, exactitud y seguridad al paciente y al cirujano durante la misma.

6. ¿Cómo se beneficia la persona?

El mayor provecho es que el enfermo puede alcanzar la estatura que siempre ha deseado sin necesidad de llevar ningún dispositivo que deje marcas permanentes en su piel.

7. ¿Cuánto dura la recuperación?

El tiempo de recuperación depende del aumento de estatura deseada pero, en líneas generales, es de un mes de convalecencia por cada centímetro que se alarga el hueso.

8. En el caso de esta joven de 14 años, ha conseguido aumentar su estatura hasta ocho centímetros. ¿De qué depende que el incremento sea mayor o menor?

Sobre todo, de lo que sus músculos resistan la elongación y de la capacidad del hueso en crear hueso nuevo. Lo primero se consigue a base de sesiones diarias de fisioterapia para evitar que aparezcan contracturas musculares. Lo segundo depende de la dieta y la capacidad del hueso en regenerarse. Habitualmente, una persona sana que haga una dieta rica en calcio y vitamina D no suele tener mucho problema.

9. ¿Cuál es el perfil del paciente que suele solicitar este tipo de procedimiento?

Se trata de un hombre de entre 25 y 45 años de edad que está descontento con su estatura y que cree que su ésta influye negativamente en su trabajo, en el deporte o en su vida de pareja.

10. ¿Está cubierta por la Seguridad Social o por los seguros privados?

Ésta es una cirugía estética y, como tal, no está cubierta por ningún seguro, salvo en el caso de las displasias óseas. En la Seguridad Social se realizan estas intervenciones en pacientes con displasias óseas (acondroplasia, entre otras), pero tiene que estar autorizadas por el sistema nacional de Sanidad. Los seguros privados no lo cubren.