Sociedad

Comer con tiempo limitado

Si bien en trabajos anteriores se ha analizado como una forma de perder peso y mejorar los parámetros de azúcar en sangre y la tensión arterial, la alimentación con restricción de tiempo (TRE), una forma de ayuno intermitente, hasta ahora no se habían analizado sus efectos en personas con síndrome metabólico y, por tanto, mayor riesgo de diabetes, enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. Ahora, científicos estadounidenses del Instituto Salk, en San Diego, detallan en “Cell Metabolism” que cuando restringieron a un grupo de voluntarios su alimentación a diez horas o menos durante un período de 12 semanas, perdieron peso y mejoraron algunas características de la enfermedad. Ésta se caracteriza por tener tres o más de cinco factores de riesgo específicos:

  1. Alto nivel de azúcar en sangre en ayunas.
  2. Presión arterial alta.
  3. Niveles altos de triglicéridos.
  4. Colesterol HDL (bueno) bajo.
  5. Obesidad abdominal.

En este estudio, 19 personas con el síndrome participaron en un programa de TRE durante tres meses. Se les dijo que podían decidir a qué hora y cuánto comer siempre y cuando se produjera todo el consumo dentro de un periodo de diez horas. La mayoría eran obesos y el 84% tomaba, al menos, un medicamento. Tras las 12 semanas, los participantes tuvieron una reducción promedio de 3% en su peso e índice de masa corporal y del 3% en grasa abdominal/visceral. Muchos también consiguieron reducciones en el colesterol y la presión arterial y mejoras en la glucosa en ayunas. Sobre la base de este estudio piloto, estos investigadores han comenzado un ensayo clínico aleatorizado y controlado financiado por el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de EE UU, para confirmar los beneficios de TRE en personas con síndrome metabólico.