Actualidad

¿Por qué han desaparecido las mascarillas si no sirven para nada?

Los farmacéuticos no pueden hacer frente a la demanda de mascarillas

Thumbnail

La Organización Médica Colegial (OMC) ha pedido no acaparar mascarillas ni hacer compras compulsivas, ya que “solo contribuyen a generar alarma y provocar desabastecimientos”. En sus Consideraciones a la población en general ante la evolución del Covid-19, los médicos han publicado una serie de recomendaciones sobre el coronavirus señalando que las mascarillas no sirven de nada al aire libre ni en lugares sin transmisión local, como, por ejemplo, España en este momento.

Sin embargo en muchas farmacias de Madrid, las mascarillas han desaparecido. Angelita Villa Calvo, titular de la Farmacia Salvador de la calle del General Aranaz, confirma que a pesar de estar agotadas en los almacenes sigue habiendo muchísima demanda: “Tengo una lista de espera pero es difícil conseguirlas. El precio ha subido, si hace dos meses una caja costaba 3 o 4 euros, ahora vale ocho. Antes solo las demandaban los ancianos o personas con problemas respiratorios, ahora viene todo el mundo, hay quienes han comprado cajas para toda la familia”.

Las mascarillas que tienen el tamaño de malla adecuado para contener los patógenos han desaparecido. Aún así se compra lo que hay. “Hay personas que han ido a la ferretería para llevarse mascarillas para pintura. Les digo que no sirven para nada pero el miedo es más fuerte”, añade Angelita.

En la farmacia Orive Mayor de la calle Tumaco no les quedan ningún tipo de mascarillas, sin embargo están convencidos que en breve habrá suficientes para abastecer a todos. "Hay desinformación y miedo, explica el farmacéutico Ángel. Intentamos explicar que las mascarillas quirúrgicas no sirven para protegerse del virus sino para evitar contagiar a otras personas”.

En la calle Conrado del Campo, la farmacia Valerio Dávila José Manuel, se repite la misma escena. Estamos en el barrio de Arturo Soria, una zona residencial del este de Madrid. “La gente está asustadísima y las mascarillas están agotadas desde hace mucho tiempo. Ni los sanitarios tienen las buenas. Nosotros no hemos subido el precio, trabajamos con las tarifas de los proveedores”, explica la farmacéutica. “Esta semana ha sido el turno de los geles limpiamanos desinfectantes. Hemos tenido una demanda importante”, cuenta la titular. "Lo que sí no ha subido es la venta de termómetros, la gente ni pregunta, sospecho que es porque en televisión no se habla de ellos”.