«Hay que intentar no entrenar con el estómago vacío»

Estefanía Fernández, experta en nutrición deportiva y autora del libro “Entrena tu alimentación”, da las claves para sacar el máximo rendimiento a la dieta

Estefanía Fernandez, escritora.
Estefanía Fernandez, escritora.Cristina BejaranoLa Razón

-Acaba de publicar el libro titulado «Entrena tu alimentación», donde asegura que la dieta perfecta no existe. ¿Por qué es tan tajante?

-Ya no sólo porque no existe ningún tipo de evidencia científica que hable sobre una dieta perfecta para toda la población, y esto es porque en la práctica diaria nos damos cuenta de que a cada persona le funciona un tipo de alimentación diferente dependiendo de muchos factores que van a influir en ello, como el estilo de vida, la genética, las preferencias alimentarias, la actividad diaria, el sueño, la disponibilidad de tiempo o el estrés, entre otros.

-Entonces... ¿descartamos buscar una dieta ideal?

-Al final cuando hablamos de «dieta perfecta» se supone que debería ser esa que se ajuste de la mejor manera a la persona, que le proporcione salud y se pueda sostener por mucho tiempo.

-¿La falta de información nutricional es el arma más peligrosa que juega en contra de la obesidad?

-Sí, yo diría que la falta de información e inclusive ahora añadiría que el exceso de datos, porque eso genera hasta frustración.

-Precisamente en ese sentido, las redes sociales se convierten en un escaparate en el que la obsesión por comer bien parece estar de moda y se transforma en tendencia. ¿Considera que esto también puede convertirse en algo arriesgado para la salud?

-Claro. De hecho esto es lo que se percibe diariamente en consulta. Nos encontramos con personas con miedo hacia los alimentos, obsesión e inclusive mucha disconformidad hacia la imagen corporal.

-Dispuestos a perder peso, muchas personas se inician en el ejercicio por su cuenta, pero no cambian su tipo de alimentación. ¿Resulta un error?

-Sí, al final no queremos sólo hacer ejercicio por bajar de peso, sino por una cuestión global de bienestar. Y en este sentido, si no se mejora la alimentación, no hay salud. Pero también es cierto que si hay un exceso calórico a nivel de alimentación, a pesar de que se está entrenando varias veces por semana, el cuerpo va a seguir almacenando ese exceso en forma de grasa corporal.

-¿Una buena dieta multiplica nuestro potencial deportivo?

-Puede que no lo multiplique, pero sí es cierto que puede dar ese porcentaje extra que necesitamos para rendir al máximo

-¿Cuáles serían las reglas básicas para comer bien si practicamos deporte como amateurs? ¿Depende de cada actividad física o existen algunas reglas comunes?

-Sí es cierto que depende de cada deporte, sin embargo, yo recomiendo que siempre que se pueda se intente no ir a entrenar con el estómago vacío, es decir, de haber pasado más de cuatro horas sin comer. Una comida antes de entrenar como una fruta, o unas frutas deshidratadas puede darte energía para rendir al máximo en el ejercicio. Por lo demás, creo que ciertas reglas van a depender del entrenamiento que se haga.

-Además de una buena alimentación, asegura que la calidad de vida también viene marcada por el sueño y el estrés, entre otras cuestiones.

-Sí, pues son simplemente los pilares fundamentales para el bienestar físico y mental. La alimentación y el ejercicio resultan importantes, sin embargo, si hay mucho estrés, sobre todo crónico, se desencadena toda una cascada hormonal donde se pueden ver perjudicados ciertos procesos como pérdida de grasa, ganancia muscular y el apetito. Lo mismo con el sueño, pues si no hay un buen descanso, el cuerpo va a buscar compensar con mayor cantidad de comida para poder obtener energía, y normalmente aumenta el anhelo de alimentos altos en azúcares y grasas saturadas.