Boris Johnson asegura que en Reino Unido puede haber ya unos 10.000 infectados

A pesar de calificar el coronavirus como “la peor crisis de salud en una generación”, ni cierra escuelas ni suspende las reuniones multitudinarias

El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció hoy que su Gobierno ha pasado a la segunda fase de su plan contra la pandemia de Covid-19, que desde ahora tratará de “retrasar”, en lugar de contener, aunque evita por el momento medidas drásticas como cerrar colegios y prohibir grandes eventos.

Hasta ahora, se han detectado 596 contagios del coronavirus en Reino Unido -134 nuevos hoy-, y diez muertes, si bien Johnson advirtió de que “el verdadero número de casos puede ser mayor, quizás mucho mayor, que el número de casos que hasta ahora se han confirmado en los test”.

El consejero científico del Gobierno, Patrick Vallance, estimó que el número real de infectados en el país puede estar entre 5.000 y 10.000 personas.

El primer ministro subrayó que la epidemia “se va a continuar extendiendo” y advirtió de que “muchas familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo” en la que considera la “peor crisis de salud pública en una generación”. Johnson aseguró que todos sus pasos van a estar guiados “por la ciencia” y que se propone “hacer lo correcto en el momento adecuado”.

Sin suspender clases ni actos multitudinarios

“No vamos a cerrar las escuelas por ahora. El consejo científico es que esto podría hacer más mal que bien en este momento. Por supuesto, continuamos valorando esa medida y (la decisión) podría cambiar cuando la enfermedad se extienda”, subrayó. En cuanto a los eventos multitudinarios, consideró que prohibirlos “tendría un efecto limitado en la expansión” de la enfermedad.

Por ahora, el Gobierno se limita a pedir que se aíslen en casa durante al menos siete días todas aquellas personas que desarrollen síntomas como tos y fiebre, aunque sean leves.

Johnson advirtió, sin embargo, de que las medidas que espera ir desplegando a medida que se expanda la epidemia perturbarán la vida cotidiana de los ciudadanos "durante muchos meses".

Lo más importante es proteger a los mayores y a la gente más vulnerable durante las semanas más graves de la epidemia, cuando habrá un máximo riesgo y el sistema sanitario estará bajo más presión. Ese periodo más peligroso no es ahora, sino dentro de algunas semanas”, afirmó.

Cabe recordar, que el nuevo virus ya está en el Gobierno conservador de Boris Johnson. La ministra de Sanidad británica, Nadine Dorries, dio positivo por Covid-19 el 11 de marzo. De momento no se ha hecho público cómo Dorries contrajo la enfermedad.