446 pacientes ingresados en las UCIS: los hospitales se encuentran ya al borde del colapso

La cifra se eleva en 102 en apenas 24 horas por la avalancha de nuevas infecciones. Brusco aumento de casos en La Paz y el Clínico y situación dramática en Torrejón y Leganés.

Dramático, aterrador, surrealista... Los calificativos se agotan para describir cada día que pasa el paisaje que muestran los hospitales de Madrid, la comunidad más golpeada hasta ahora por la pandemia de coronavirus. Enfermos que se asfixian en los servicios de Medina Interna en espera de que quede vacía alguna cama de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCIS), servicios de críticos atestados con pacientes boca abajo para intentar mejorar algo su dificultosa respiración, enfermos sedados para que la falta de aire no les haga sufrir más de lo necesario, sanitarios montando a toda prisa camas especializadas en las unidades de reanimación (REAS) y en los espacios liberados de los quirófanos con el fin de trasladar a ellos a más enfermos graves... Dantesco.

La batalla que están librando estos días los centros sanitarios de toda España y los de la Comunidad de Madrid es, simplemente, colosal. Se han convertido en la primera línea de una guerra que amenaza con cobrarse miles de muertos si no logra contenerse la infección en las calles de aquí a un mes. El último parte de guerra de pacientes ingresados dibuja un panorama desolador. A primera hora, 446 enfermos permanecían ingresados en las UCIS de la mayoría de los hospitales de Madrid. El lunes por la noche la cifra era de 401 y 24 horas antes la cifra era de 340. A este ritmo, el miércoles estarán ocupadas las 540 camas de críticos con que en principio contaban los centros sanitarios de la Comunidad, aunque este número se va ampliando paulatinamente en otras zonas de los hospitales con el fin de alcanzar rápido las 900, la cifra que los expertos sanitarios que trabajan con el Gobierno regional estiman necesaria para poder contener la oleada de más de 9.000 nuevas infecciones que se producirá de aquí al domingo.

En general, la situación es especialmente grave en todos los centros. Según los datos en poder de LA RAZÓN, el Hospital La Paz está atravesando momentos especialmente complicados. 28 enfermos ocupan ya as camas de UCI, los mismos que anoche pero tres más que ayer. 23 de ellos precisan respirador. En este centro se contabiliza un fallecido en dicho servicio. Otro hospital que sufre de forma especial la embestida es el Clínico San Carlos. Aunque empezó con un número “bajo” de ingresos en UCI, la cifra se ha disparado con el paso de los días hasta alcanzar las 28 camas ocupadas, todas ellas con respiración artificial. Éste es uno de los hospitales que más pronto empezó a cribar a los enfermos en las urgencias para evitar el contacto de los posibles infectados con los pacientes que estaban libres del virus. Dramática, también, es la situación del Hospital Gregorio Marañón, en donde 25 enfermos permanecen ingresados en la UCI, 22 de ellos con ventilación. Este centro contabiliza ya dos fallecimientos en este servicio.

Muy crítica es, asimismo, en dos hospitales más pequeños: Torrejón y el Príncipe de Asturias de la localidad de Alcalá de Henares. En el primero hay 22 enfermos ingresados en UCI, todos ellos con respiración asistida. En el Príncipe de Asturias el número asciende a 20, contabilizando tres fallecimientos en la unidad de críticos. Fuentes de dicho centro aseguran que los materiales de protección se derivan prioritariamente a la UCI, a la vista de la situación que atraviesa este servicio clave para atender a los pacientes más graves. Preocupante es, asimismo, y mucho, la situación de otros centros sanitarios como Coslada, con 13 infectados ingresados en cuidados intensivos, todos con respirador; en el Ramón y Cajal, en donde hay 23 pacientes muy graves, 19 con respiración, y en donde se contabilizan tres fallecimientos; y en el Hospital Doce de Octubre, que registra 22 infectados de extrema gravedad. En el Severo Ochoa de Leganés se contabilizan 16 infectados muy graves, todos con respirador. 12 de ellos estaban en la UCI y cuatro en el servicio de Reanimación. Dicho centro se encuentra literalmente “bloqueado”. Tanto, que ha tenido incluso que hacer hueco en una cama sin dotación de enfermería.

El número de pacientes graves también crece en los centros sanitarios privados, como por ejemplo, la Clínica Universitaria de Navarra en Madrid, la Clínica Nuestra Señora de América o los hospitales HM. De los 446 enfermos ingresados en UCI en todo Madrid, 419 precisan de respirador. De los enfermos ventilados, entre un 70 y un 80% permanecen anestesiados y paralizados, lo que equivale a decir que respiratoriamente se encuentran muy mal. Entre un 20% y un 30% se encuentran boca abajo, en lo que se conoce en terminología médica como “en prono”. Estos están todavía más graves. Fuentes sanitarias cifran la mortalidad en UCI por coronavirus en alrededor de un 8%. Sin embargo, creen que pronto alcanzará una tasa del 10% y llegará incluso al 15% algo más adelante.