Batalla frente al coronavirus en los pabellones 5, 7 y 9 de Ifema

La Unidad Militar de Emergencias monta en Ifema la infraestructura del que será el primer gran hospital de campaña de la Comunidad de Madrid, con 5.000 camas de hospitalización y otras 500 de UCI, para hacer frente al pico de contagiados que se espera que lleguen en los próximos días

Thumbnail

Las cifras hablan por sí solas: más de mil muertos y 20.000 contagiados por coronavirus en nuestro país dan buena cuenta de la dramática situación en la que se encuentra España en plena guerra frente al Covid-19. Y, como se insiste desde el Gobierno, «lo peor está por llegar», ya que todavía se espera una avalancha de infectados que amenaza con desbordar, aún más, la red de hospitales públicos y privados en lugares ya en situación crítica, tal y como ocurre en la capital. Ante ese escenario, la Comunidad de Madrid ha confirmado que diseña un plan, con la colaboración del Ministerio de Sanidad y de la Unidad Militar de Emergencias (UME), para crear un gran hospital de campaña con capacidad para 5.500 camas, 500 de ellas de tipo UCI, en el recinto ferial de Ifema con el objetivo de «dar respuesta a la demanda asistencial que se prevé en los próximos días».

Dicho y hecho, sin tiempo que perder, porque cada minuto cuenta, ayer se iniciaron los trabajos de acondicionamiento del pabellón 9 de la Feria de Madrid, aunque como se había estimado que sería necesario adaptar algún otro pabellón adicional para dar cabida a todos los pacientes que se esperan se están acondicionando también los pabellones 5 y 7. En concreto, se comenzó por la instalación del suelo de linóleo del pabellón y de los apanelamientos con ayuda del equipo habitual de proveedores de Ifema y se trabaja en la realización de planos.

Conversión de IFEMA en hospital de campaña FOTO: Antonio Cruz | T. Nieto | Teresa Gallardo

En lo que se refiere a las Fuerzas Armadas, desde el Ministerio de Defensa aseguraban que no se trataría de un hospital militar. Tal y como explicaron, la ayuda de la UME se traduce en apoyo para agilizar la instalación de la infraestructura, camas o incluso módulos con duchas si fuesen necesarios. En principio, descartan que personal médico de las Fuerzas Armadas se despliegue en dichas instalaciones. Es decir, se trataría únicamente de apoyo al montaje y de material de saneamiento.

Evitar el colapso

«Crear un hospital de campaña de estas dimensiones supone un gran esfuerzo, pero sin duda se trata de una decisión muy acertada que ya resulta totalmente imprescindible y necesaria para hacer frente a una catástrofe como la que estamos viviendo. Será una alternativa de drenaje para evitar el colapso sanitario, ya que permitirá el reparto de la carga de trabajo con una nueva figura añadida al sistema sanitario habitual de Madrid», asegura Juan José González Armengol, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes). Y haber elegido Ifema no parece casual, ya que, tal y como advierte González Armengol, «su equipo ha demostrado en otras ocasiones que tiene una gran capacidad de organización ante situaciones de emergencia, por lo que podrá lograrse de manera muy eficiente en pocos días».

¿Cómo es un hospital de campaña?

Pero, ¿cómo será este gran hospital de campaña? Tal y como explica Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, «a falta de tener más detalles, lo que parece necesario es que esta nueva infraestructura esté dotada de todos los medios necesarios que puedan requerirse en un hospital tradicional. Es decir, tiene que disponer de equipos que puedan proveer gas oxígeno a todos aquellos pacientes que lo necesiten, así como monitores para controlar su frecuencia cardíaca y su saturación de oxígeno». Y a eso hay que añadir, además, la parte de logística habitual que implica un hospital, «como distribución de medicación y de material de enfermería para realizar las curas necesarias. Todo ello implica una fuerte dotación de recursos humanos, entre los que no pueden faltar médicos, enfermeras, auxiliares, celadores, personal de limpieza y, además, de gestión del centro».

En este sentido, Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería, hace hincapié en que «las necesidades de un hospital de campaña son exactamente iguales que las de un centro convencional. Es decir, resulta esencial que el personal disponga de equipos de protección individual, que ya están faltando. Y, por supuesto, que existan unos ratios de enfermera y paciente adecuados». De hecho, dado que el hospital de campaña que se está montando en Ifema contará con 500 camas específicas de UCI, desde el Consejo General de Enfermería insisten en que «para ofrecer una atención de cuidados críticos adecuada se necesitan enfermeras que conozcan el manejo de este tipo de pacientes, con un ratio recomendado de una enfermera por cada tres enfermos».

También en Valencia

Pero Madrid no es la única que se ha puesto manos a la obra en la construcción de hospitales de campaña. Castilla y León ya ha iniciado el proceso para construir uno en Segovia, mientras que la Generalitat valenciana ha contratado la construcción de tres instalaciones de este tipo con un total de 1.100 camas en Valencia, Alicante y Castellón que estarán disponibles en unos 15 días. Sin embargo, resulta llamativo que el presidente del gobierno autonómico, Ximo Puig, opte por esta solución cuando es sabido que tiene a su disposición hospitales privados en su comunidad prácticamente vacíos.